Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Los líderes del G-20 acuerdan medidas para aumentar la transparencia de los mercados

Bush compareció ante los medios de comunicación para explicar brevemente las conversaciones que mantuvieron los líderes del G-20 y la UE

Actualizada Sábado, 15 de noviembre de 2008 - 21:37 h.
  • AGENCIAS. Washington (EE UU)

Los líderes del G-20 y la Unión Europea reunidos en Washington coincidieron durante su encuentro en el National Building Museum de hoy en la necesidad de "hacer los mercados financieros más transparentes y responsables", según anunció el presidente de Estados Unidos, George W.Bush, anfitrión de la primera de sucesivas reuniones para la reforma del sistema financiero internacional, al término del encuentro. Durante su intervención en la cumbre, el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, reclamó que se adopten medidas fiscales coordinadas a nivel internacional para reactivar la economía y una nueva regulación del sistema financiero mundial a aplicar en un plazo de un año.

Al inicio de la jornada de hoy, Bush compareció ante los medios de comunicación para explicar brevemente las conversaciones que mantuvieron los líderes del G-20 y la UE (España, Holanda y la República Checa) en la noche de ayer. "Me complace ver que los líderes han reafirmado los principios detrás del aperturismo de mercados y del libre comercio", destacó el presidente de EE.UU. que, al contrario que los países de la UE, se muestra cauto a la hora de hablar de medidas de regularización del mercado que considera "políticas proteccionistas".

"La crisis no ha terminado, y a pesar de que se están realizando progresos aún queda mucho trabajo por hacer", señaló Bush antes de recibir a los distintos líderes antes de la tradicional foto de familia, que tuvo que repetirse por el retraso de la presidenta argentina, Cristina Fernández Kirchner. Al presidente del Gobierno español, que ayer fue recibido por el presidente estadounidense con un 'Hola ¿Qué tal estás, amigo? Gracias por venir', se le pudo ver en la foto justo detrás de Bush, a la izquierda de la canciller alemana, Angela Merkel, y a la derecha del primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan.

Durante la reunión, Zapatero pidió a los líderes presentes una acción coordinada de todos los estados para impulsar la reactivación de la economía mediante instrumentos de políticas fiscales que permitan poner fin a la crisis cuanto antes. Con este fin, propuso que las sucesivas presidencias del G-20 asuman la misión de velar por esa coordinación entre los países. Además, insistió en la necesidad de que se establezca una nueva regulación del sistema financiero y de las instituciones de supervisión global, con más mecanismos de control para lograr una mayor transparencia y certidumbre que deberían establecerse en el plazo de un año.

UNA CUMBRE PRODUCTIVA

Zapatero, que lanzó una recomendación a las empresas para que se regule una nueva política corporativa que permita evitar los salarios astronómicos y los beneficios injustificados, también dijo ante los líderes presentes que la resolución de esta crisis no debe minar el compromiso de los Estados por cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Por otro lado, Brasil, que ejerce la Presidencia del G-20, insinuó la posibilidad de la integración formal de España en el Grupo, un respaldo que el Gobierno español recibió con "agradecimiento y satisfacción", según fuentes gubernamentales.

Tras la reunión, el presidente de EE.UU. compareció ante los medios para hablar de las conclusiones de la Cumbre, que calificó de "productiva". Bush volvió a hacer hincapié en que el crecimiento económico es el mejor camino para solucionar los problemas y afirmó que "el camino más seguro es a través del capitalismo de libre mercado", recalcando que el mundo debe "rechazar la tentación" de establecer "barreras" al libre mercado. "Llevará más tiempo que las medidas surtan efecto", reconoció Bush, quien apuntó que "se están empezando a ver algunos resultados positivos de las medidas tomadas en EEUU para hacer frente a la crisis financiera".

Además, Bush informó de que los líderes acordaron los principios sobre cómo reformar el sistema financiero del siglo XXI, momento en el que consideró que tanto el Fondo Monetario Internacional (FMI) como el Banco Mundial deberían "modernizar" sus estructuras de gobierno. El presidente informó de que su sucesor, Barack Obama, fue informado del contenido y desarrollo de la cumbre, aunque éste sólo hizo una breve referencia durante su discurso semanal a los estadounidenses: "agradezco profundamente al presidente Bush que haya iniciado este proceso, porque la crisis económica global requiere una respuesta global coordinada".

DOCUMENTO DE INTENCIONES

Con todo, en la declaración final de la cumbre, los líderes de los países del G-20 y la UE pactaron un plan de acción frente a la crisis económica y financiera, cuyas medidas más destacadas deberán ponerse en marcha antes del 31 de marzo de 2009, fecha límite para que cada país presente sus propuestas para fortalecer la regulación de los mercados y mejorar su transparencia. Aunque se suscribe el principio defendido por Francia de que ningún mercado, producto o actor financiero puede escapar de la regulación, se deja claro que hay que evitar una regulación excesiva que ponga en riesgo el crecimiento y restrinja los flujos financieros.

Además, los participantes se comprometen a reformar las instituciones financieras internacionales, como el FMI, el Banco Mundial y el Foro de Estabilidad Financiera, una institución ligada al G-7 donde están representados los bancos centrales y los supervisores, para aumentar la representación y la participación de las economías emergentes. Por último, los jefes de Estado y de Gobierno del G-20 se reunirán de nuevo antes del 30 de abril de 2009 para verificar que los compromisos se han cumplido, en una reunión que contará con la participación ya del presidente Obama y a la que España, según aseguró el ministro de Exteriores brasileño, Celso Amorim, está invitada, aunque será Reino Unido quien curse las invitaciones.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Confío en que pronto den con la solución para desatascar el crédito, cuya carestía está ahogando a familias y empresas. Eso sí, que nos sirva de escarmiento este periodo de especulación inmobiliaria que ha estado a punto de mandarnos a la ruina por la codicia de los bancos y constructores.Paloma R. Vázquez

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra