Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

La crisis y la lucha contra el narcotráfico, claves de las parlamentarias de mañana en Guinea-Bissau

Observadores internacionales temen que el país se fragmente por la influencia del narcotráfico

Actualizada Sábado, 15 de noviembre de 2008 - 17:14 h.
  • AGENCIAS. Madrid

Las elecciones parlamentarias de mañana domingo en Guinea-Bissau están destinadas a confirmar la estabilidad de una de las naciones más pobres del mundo, y su compromiso con resistir la llegada de los poderosos traficantes de cocaína que llegan a este país africano desde la llamada "Costa de la Coca", en el África Occidental.

Detrás quedan seis tumultuosos meses en los que Guinea-Bissau se ha visto expuesto a un intento de golpe de estado, una minicrisis política y un gravísimo brote de cólera que ha dejado más de 200 muertos en el país, con quien España mantiene unos cordiales lazos en materia de acuerdos de inmigración y cooperación bilateral.

La pequeña ex colonia portuguesa, cuya economía depende en gran medida de la ayuda internacional y de las importaciones de pescado y anacardos, tiene un largo historial de golpes, amotinamientos y levantamientos desde su independencia en 1974. Pero de unos años a esta parte, se ha convertido en el blanco de algunas operaciones de bandas de narcotraficantes colombianos que emplean las islas y costas de Guinea-Bissau como escala en el transporte de cocaína a Europa.

Ante esta situación, el objetivo de los países donantes es mantener su contribución al desarrollo económico del país, siempre y cuando tengan la seguridad de que ese dinero no está cayendo en las manos de un "narco-estado". El deseo de la comunidad internacional es que de estas elecciones salga un Gobierno estable, y más aún teniendo en cuenta su importante condición estratégica para el resto de los países vecinos.

"Guinea-Bissau es un país muy pequeño, pero puede convertirse en un preocupante centro de inestabilidad para el resto de la región", según la analista de International Crisis Group (ICG), Emmanuelle Bernard, quien recordó la breve pero intensa guerra civil de 1998 que llegó a afectar incluso a países cercanos como Senegal.

"Lo que no queremos es que el país termine desparramado por todo el oeste de África por culpa de los traficantes de droga", añadió Bernard.

Datos

Cerca de 580.000 personas están registradas para votar a 100 diputados de la Asamblea Nacional. De entre los 20 grupos políticos que comparecen, sólo cuatro cuentan con oportunidades reales de conseguir un resultado práctico en los comicios. Y entre ellos se encuentra el Partido Republicano por la Independencia y el Desarrollo (PRID), asociado al presidente Joao Bernardo "Nino" Vieira.

El PRID, creado con motivo de estos comicios y liderado por el ex primer ministro y aliado de Vieira, Aristides Gomes, intentará romper el dominio histórico del Partido Africano para la Independencia de Guinea-Bissau y Cabo Verde (PAIGC), así como con la influencia del Partido de la Renovación social (PRS), que cuenta en su base con la poderosa etnia balante y goza del respaldo de gran parte del estamento militar.

Un cuarto grupo, el Partido para el Desarrollo, la Democracia y la Ciudadanía (PADEC) está liderado por otro ex primer ministro, Francisco Fadul, y podría conseguir --al igual que los otros tres partidos-- un puesto en la previsible coalición de Gobierno que se formará tras las elecciones.

La coalición, una fórmula de gobierno que el pasado verano terminó colapsada prácticamente al mismo tiempo que se daba a conocer la presunta intentona de golpe de estado perpetrada por la Marina del país.

El golpe

El pasado mes de agosto, el Gobierno guineano informaba del desmantelamiento de un golpe de estado emprendido por las fuerzas navales contra el presidente Vieira. El cabecilla de la operación sería el almirante Americo Bubo Na tchuto, arrestado tras efectuar una llamada telefónica en la que solicitaba apoyos para derrocar a Vieira.

Un mes antes, el presidente guineano había disuelto el Parlamento después de que PAIGC decidiera abandonar el Gobierno de unidad cuando el entonces primer ministro, Martiho Ndafa Kabi, decidiera reemplazar a los ministros de Aduanas, Impuestos y Economía sin avisar a este partido, del que forma parte pero con el que mantiene un largo historial de tensiones.

Estos hechos despertaron la preocupación de la comunidad internacional, lo que se reflejó en un llamamiento del secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, a la calma y la estabilidad del país. "El Secretariado General de Naciones Unidas pide a todos los gobernantes que trabajen juntos y en paz en beneficio del interés nacional y respetando la norma legal", manifestó el comunicado, que reafirmaba el apoyo de los estados miembros de la institución internacional al país africano "en sus objetivos para conseguir seguridad en el país, entre ellos la lucha contra el narcotráfico".

"Dinero sucio"

Durante la intensa campaña electoral, enfocada especialmente en las comunidades agrícolas del interior del país y en la capital Bissau --situada en la costa--, los candidatos han repetido en numerosas ocasiones sus promesas para luchar contra la pobreza y el tráfico de drogas en el país.

La notoriedad adquirida recientemente por el país, al que se le comienza a considerar un punto de traslado en el tráfico internacional de cocaína, ha repercutido negativamente en la imagen de algunos partidos a los que se les acusa de financiarse a través del narcotráfico.

"Está ahí para quien quiera verlo: en esta campaña electoral se está utilizando dinero procedente del tráfico de drogas", denunció el líder del PAIGC, Carlos Gomes Junior. Mientras, muchos comienzan a preguntarse por la proliferación de los coches de lujo y las limusinas en algunas caravanas de campaña.

El presidente del PRS, Koumba Yala --expresidente del país, derrocado en 2003-- ha acusado a Vieira de comprar apoyos y ha solicitado una investigación internacional de las irregularidades relacionadas con el comercio de estupefacientes que el actual presidente pudiera haber cometido durante su mandato.

La Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (UNODC), advirtió hace unos años de que barones de la cocaína colombianos se habían infiltrado en la sociedad y el estado de Guinea-Bissau. En este sentido, la organización espera que "la presión de la comunidad internacional termine persuadiendo al nuevo Gobierno para que mantenga al país libre de drogas y el dinero criminal", explicó el representante de la organización para África Central y Occidental, Antonio Mazzitelli.

Los analistas ven las elecciones de mañana, además, como una antesala para los comicios presidenciales de 2010, en los que Veira volverá a medir fuerzas contra sus oponentes políticos.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra