Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
OTRASCOMARCAS

El Gobierno estudiará una solución para paliar la necesidad de agua en Ibardin

El déficit de suministro obligó en el verano de 2006 a transportar 40.000 litros al día en camiones cisterna

Actualizada Martes, 11 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • NATXO GUTIÉRREZ . IBARDIN

El Servicio de Infraestructuras del departamento foral de Administración Local emprenderá un estudio de necesidades y demanda de futuro en Bera y Lesaka, a fin de subsanar las deficiencias de abastecimiento en determinados puntos de sus límites municipales, en especial, en el primer término.

La solución, que los técnicos esperan esbozar en líneas generales antes de fin de años, resolverá de una vez por todas los problemas de suministro a que se enfrentan los 25 establecimientos comerciales y hosteleros asentados en el límite fronterizo beratarra de Ibardin. "El tema del agua, tanto de abastecimiento en cuestión de calidad, es de siempre", señala el presidente de la agrupación de comerciantes de Ibardin, Ignacio Irazoki Ugartemendia.

Situado a 6 kilómetros de Bera, el límite fronterizo, volcado en el sector comercial, soporta a diario la presión de una población de 6.000 habitantes a efectos de infraestructura. Al cabo del año, por su pendiente, flanqueada de ventas -algunas de ellas con más de medio siglo de antigüedad- y locales hosteleros, transitan del orden de 2 millones de personas, en su mayoría, franceses.

Con tal volumen de visitas, el abastecimiento depende de dos depósitos, situados en la parte alta de la colina. Un tratamiento especial procura las garantías de clorado para potabilizar el agua proveniente de manantiales. En uno de ellos, es preciso utilizar un sistema de bombeo para extraer el agua almacenado en una mina. En este caso, las medidas de calidad se refuerzan, como observa Ignacio Irazoki. Sea como fuere y "aun siendo potable", Irazoki sirve a sus clientes agua embotellada en su establecimiento de Venta Berri.

Veranos secos

En cualquier caso, el abastecimiento está supeditado en Ibardin a las condiciones meteorológicas. Si la lluvia remite, la necesidad es acuciante, como sucedió en el verano de 2006. La situación alcanzó tal extremo que fue preciso proveer el collado con 40.000 litros al día, transportados en camiones cisterna.

En determinadas situaciones, cuando el líquido elemento llegó a escasear, algunos locales optaron por cerrar los servicios públicos, como recuerda Irazoki. Otros, como Venta Gora, redujeron la medida a una clausura parcial de los baños.

La solución que baraja Administración Local puede ser definitiva. La idea es enganchar Ibardin a la red de Bera. "Aprovechando la apertura de la zanja, se metería una segunda tubería para llevar las aguas residuales hasta una depuradora", apunta el presidente de la asociación de comerciantes.

De ser así "y a pesar de los esfuerzos realizados por la agrupación", como enfatiza una empleada de Venta Miguel, que prefiere ocultarse en el anonimato, las deficiencias en el vertido a la regata Txantel Erreka observada por la Confederación Hidrográfica del Cantábrico quedarían subsanadas. "De momento no hay denuncia", alclara el alcalde, Josu Irazoki. El método actual, basado en un sistema de decantación, depura el 80% de las aguas que desembocan en el riachuelo.

Mikel Goñi Lasarte "A nada que deje de llover un mes tenemos problemas"

"Los problemas están ahí desde siempre. En verano, a nada que deje de llover un mes, andamos escasos de agua". Lo dice el beratarra Mikel Goñi Lasarte en Venta Gora, donde desempeña labores de responsable. Cuando el nivel desciende, la calidad del líquido elemento también se resiente, como observa. Entonces, el índice de impurezas es más frecuente, debido a la procedencia de los manantiales que brotan en una zona salpicada de antiguas galerías de extracción de minera. La reiteración de la insuficiencia de suministro ha avivado, en su caso, la imaginación para buscar medidas de racionalización del agua, como, por ejemplo, la sustitución de grifos de rosca por un modelo de presión.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra