Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
BALONMANO | LIGA DE CAMPEONES

Lavado de imagen

El equipo navarro, con una gran portería, necesita ganar sus dos próximos partidos para clasificarse

Actualizada Domingo, 9 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • J.J. IMBULUZQUETA . PAMPLONA

El miércoles sufrió una de las mayores humillaciones en la historia del club tras caer 42-23 en Ciudad Real. Pero, ayer, el Portland se rehizo. Sacó su orgullo, apretó los dientes, recompuso su actitud de pelea y, dando una imagen radicalmente diferente a la del Quijote Arena, superó al Chehovskie ruso -que llegaba como líder del grupo E en la Liga de Campeones-.

El equipo albiazul -mermado por la ausencia de Jorgensen y Dominikovic, así como por los problemas que arrastran Juancho, Malmagro y Urdiales- plantó cara al equipo de torres y poderío físico que dispone Vladimir Maximov. Lo consiguió, sobre todo, aferrándose al acierto de Saric bajo palos y a la agresividad defensiva (tanto en la 5-1 como en la 6-0). Pero, ayer, también fueron fundamentales el pundonor y buen hacer de Ruesga y Jakobsen, la velocidad de Nikcevic y los latigazos de Vugrinec y Kjelling desde la primera línea.

El único pero fue que el equipo navarro -un tanto desacertado en algunos momentos en su ataque- no logró remontar el golaverage que traía el conjunto ruso de la ida (34-26) y que puede resultar clave en caso de empate a puntos. Lo tuvo en sus manos (llegó a ir 24-17 en el minuto 42) pero, entre algunas decisiones arbitrales y algún error antoniano, éste se escapó.

Tras un inicio igualado, con Igropulo y Rastvortsev llevando el peso ofensivo ruso, Saric comenzó con su recital. Sus paradas permitieron al Portland irse con un parcial de 8-2 (13-8, m.21) que, al término de la primera mitad, se convirtió en un 16-12.

En la reanudación, el Chehovskie, rotando a sus jugadores y con una defensa muy dura (Rastvortsev fue expulsado tras golpear con su codo el rostro de Ruesga), supo jugar bien con el tempo del partido. El Portland dominaba y, de la mano de Ruesga y Saric, se puso con un 24-17 (m.42). Pero, el equipo ruso reaccionó. Kamanin se echó al equipo a la espalda y, con sus lanzamientos, mantuvo la renta siempre por debajo de los 7 goles a pesar de que el Portland, con una defensa muy presionante y un ataque variado, buscó en todo momento el remontar el golaverage particular.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra