Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
ARTE

Susana García Romanos convierte objetos cotidianos en esculturas

La exposición "Ropa tendida" se basa en seis objetos del hogar que guarda la artista de Castejón

Actualizada Domingo, 9 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • CRISTINA ALTUNA . PAMPLONA

Los objetos cotidianos pueden convertirse en objetos artísticos. Todo depende del significado que adquieran para una persona y de las relaciones y vivencias que puedan establecerse a partir de dicho objeto. Este es uno de los mensajes que busca transmitir Susana García Romanos con la exposición Ropa Tendida que se presentó ayer en la Ciudadela.

Dicha exposición es uno de los proyectos en los que trabaja la artista, natural de Castejón, que actualmente está realizando estudios de doctorado en la facultad de Bellas Artes de Cuenca de la Universidad de Castilla-La Mancha.

La muestra Ropa Tendida recoge esculturas de cosas cotidianas, como pueden ser platos, ropa, fotografías u otros objetos. A ellas se une una instalación acústica con la que se pretende transportar al público a la idea de "exilio interior y fobias", dos ideas con las que ha trabajado la artista. A partir de la instalación, Susana García Romanos pretende formar una atmósfera en la que el espectador pueda ver en un contexto diferente las cosas cotidianas.

Objetos y mudanzas

Susana García Romanos explicó que la composición y mensaje de Ropa Tendida es un proyecto en el que comenzó a trabajar en 2000. La artista recopiló objetos y fotografió ropa del tendedero de sus vecinos hasta que consiguió poner orden y forma al proyecto. "Hay que valorar cómo los objetos pueden tener otros mensajes y efectos en una persona". La artista añadió que la exposición está centrada en seis piezas que le han acompañado en las seis mudanzas vividas en los últimos años debido a sus traslados desde Castejón, su tierra natal, a Valencia, Barcelona, Teruel, La Haya o México.

El Polvorín de la Ciudadela es, precisamente, testigo de su relación con dichos objetos cotidianos. Un recorrido por la sala permite comprobar las esculturas que ha creado a partir de un maletín, una taza de café, un plato y una cucharilla, así como un sillón o una mesilla. "Todos estos objetos hay que verlos bajo el concepto de casa como espacio. Este proyecto pretende potenciar el interés por los objetos del hogar y todo se convierte en una metáfora del hogar", concluyó.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra