Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
ÁLEX GONZÁLEZ ACTOR EN "LEX"

"Hacer de malo sirve de descarga, es terapéutico"

"Lo bueno de estas profesión es que puedes hacer cosas que nunca harías: ser antisocial y caer mal es maravilloso"

Actualizada Sábado, 8 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • MARÍA QUIJANO . FAX PRESS. MADRID.

En el último año, Alex González ha pasado de ser un policía intrépido en Cuenta atrás(Cuatro), a convertirse en el último fichaje de LEX, la ficción que protagoniza Javier Cámara en Antena 3. Mañana Alex llegará al popular bufete de abogados transformado en Raúl Sierra, un joven y despiadado jefe que se ganará el título de "malo malísimo". Un personaje desconocido hasta ahora para este actor que, pese a su juventud, ha estado nominado a los Goya.

"Me encanta hacer de malo, puedes hacer cosas que nunca harías en tu vida". Además, Alex González cree que la "bajada a los infiernos" del despacho de abogados puede ayudar a reflotar la serie: "Desgraciadamente, siempre funciona la cara triste de la ficción".

Este domingo debuta en "LEX" como nuevo jefe del bufete pero, ¿cómo es Raúl en realidad?

En un principio se pensó que Raúl fuera un malo malísimo; siempre pensamos que mi personaje sería como Mario hace algunos años. Lo que pasa es que, mientras preparaba el papel, hablando con los guionistas, preferimos darle una vuelta más y crear un personaje con alma de malo, pero que no alardeara de ello. Raúl es de los que domina el arte de despedir con una sonrisa, que al final son los peores.

Por lo que cuenta, Raúl no tiene nada que ver con su personaje de Mario en Cuenta atrás...

No, nada que ver. De hecho, lo bueno de Raúl es que es un personaje que esconde mucho, al contrario que Mario en Cuenta atrás, que era muy transparente. Este es un "aguililla" que oculta muchas cosas y eso le hace mucho más interesante.

Ha pasado de rodar escenas de acción propias del cine policíaco a grabar en la tranquilidad de un despacho, ¿con qué se queda?

A mí Cuenta atrás me gustaba mucho por la acción, las pistolas... era como un juego de infancia llevado al extremo. Pero, en este momento estoy disfrutando mucho porque aquí la acción está en la palabra, es todo mucho más contenido. Además, el peso lo llevan otros: Javier (Cámara), Nathalie (Poza), Santi (Millán)... que son unos máquinas de actores, y eso te quita presión.

¿Qué tal le han recibido sus compañeros?

El recibimiento ha sido fantástico. Estaba muerto de miedo porque empecé el primer día grabando un juicio en el que me enfrento a Javier, despido a gente... Me temblaban las piernas. En el fondo, mi trabajo lo están haciendo ellos porque son ellos los que hacen creíble que yo sea jefe.

¿Ha tenido algún referente televisivo a la hora de preparar el personaje?

Vi la primera temporada de Boston Legal, pero no encontré ningún personaje que se asemejara a Raúl. También he ido picoteando de películas de abogados, aunque lo que más me ayudó fue trabajar con un preparador de actores. Me enseñó movimientos de expresión más agresivos que nunca había hecho; como siempre he interpretado personajes que eran buena gente...

¿Es su primer papel de malo malísimo?

Sí y me encanta. Lo bueno de esta profesión es que te puedes permitir el lujo de hacer cosas que nunca harías en tu vida. Ser antisocial y no caer bien es maravilloso porque yo siempre intento ser simpático, sonreír... Además, sirve de descarga; hacer de malo es un poco terapéutico (risas).

Ahora que lo ve desde dentro ¿Qué opinión le merece el colectivo de abogados?

Bueno, la ficción tiene poco que ver con la realidad. Un día fui a un bufete de abogados y no tiene nada que ver con la tele. Es un mundo que yo comparo con el de la actuación, no por el hecho de mentir, sino porque, un abogado tiene que defender a violadores o asesinos y un actor tiene que interpretarlos sin juzgarles.

¿Por qué las serie de abogados no funcionan tan bien en España como en otros países?

Hasta ahora siempre han funcionado las series de médicos y policías y, a nivel cómico, las que hablan de personajes a los que no les va muy bien, como Aída. Desgraciadamente, siempre funciona la cara triste de la ficción. Creo que por eso no respondió la audiencia en la primera temporada de LEX, porque son personajes a los que les va muy bien en la vida.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra