Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
SOCIEDAD

Un seglar navarro camino de los altares

Hoy se presenta la Causa de canonización por martirio de Manuel Arizcun Moreno

Actualizada Sábado, 8 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • SANTIAGO CAÑARDO RAMÍREZ . PAMPLONA .

Hoy, sábado 8 de noviembre, a las 19,30 horas, en la parroquia de San Agustín, se celebrará una solemne eucaristía, presidida por el arzobispo de Pamplona, D. Francisco Pérez, en la que será presentada la Causa de canonización por martirio del Siervo de Dios Manuel Arizcun Moreno, casado con Pilar Zozaya, padre de nueve hijos, y Presidente del Consejo diocesano de la Acción Católica en Navarra entre 1934 y 1936.

Manuel nació en Madrid en 1892, aunque toda su familia era oriunda de la villa baztanesa de Errazu. En 1931 abandonó su brillante carrera militar para dedicarse de lleno al apostolado seglar. Entre 1932 y 1934 fue Vicepresidente de la Asociación Católica de Padres de Familia de Navarra y en mayo de 1934 el obispo lo nombró Presidente del Consejo diocesano de la Acción Católica. Durante dos años, hasta el momento de su martirio, Manuel Arizcun realizó un inmenso apostolado, que se tradujo en el establecimiento de numerosos centros de la Acción Católica por toda Navarra.

Destacó como un extraordinario orador sagrado, conservándose varios de sus discursos, el último pronunciado el 3 de junio de 1936 en el Seminario de Pamplona, con motivo de la fiesta del Papa. En él sintetizó su triple amor, que le llevaría al martirio: Jesucristo, la Iglesia y el Papa. Este discurso impresionó al obispo de Pamplona, quien afirmaría que nunca había oído hablar a nadie del Papa con tanto amor. Su conferencia concluía con este canto a la fe: "¡Creo Señor! Creo, Señor, porque, aunque no me hubieses dado más pruebas de vuestra divinidad que el milagro de la Iglesia y la permanencia de su cabeza visible, tendría que creer".

Su actividad evangelizadora nacía de una piedad sincera y honda; cada mañana asistía a la misa de ocho en su parroquia de San Agustín. Este apostolado sería coronado pocas semanas después de dicha conferencia con la gloria del martirio. La persecución religiosa desencadenada con el estallido de la guerra civil, sorprendió a Manuel en plenas vacaciones con su familia en el pueblo cántabro de Suances. Desde el primer momento se preparó junto a ellos para vivir su martirio, recibiendo de forma clandestina la comunión.

Cuando fue detenido el 10 de noviembre de 1936, reafirmó con heroicidad su fe cristiana, diciendo a sus captores:"Yo no sé lo que vosotros sois, yo soy católico, y eso no me lo podéis arrancar ni con las pistolas". El 13 de noviembre de 1936 fue arrojado vivo al mar, en la Bahía de Santander. Tres años después, el 12 de noviembre de 1939, su cadáver fue enterrado en la nave central de la parroquia de San Agustín, coincidiendo con la inauguración del nuevo Seminario de Pamplona, en el que entraron varias vocaciones de jóvenes de la Acción Católica. Ese día, Mons. Marcelino Olaechea dijo de él: "No ha de tardar mucho tiempo en que querrá Dios que del suelo de esta Iglesia suba hasta los altares".

La Iglesia ha abierto ahora el camino hacia esa meta, cuando el 6 de febrero de 2008, a petición del arzobispo de Pamplona, D. Francisco Pérez, el Siervo de Dios Manuel Arizcun Moreno fue incorporado a la causa de canonización por martirio promovida por la diócesis de Santander, junto con más de ochenta sacerdotes, seminaristas y seglares.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra