Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
INTERNACIONAL

Los nuevos inquilinos

Los Obama tratarán de organizar la vida familiar en la intimidad en su nuevo domicilio de Washington

Actualizada Sábado, 8 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • PACO G. PAZ . WASHINGTON.

LA Casa Blanca volverá a llenarse de juguetes y risas infantiles con la llegada de las pequeñas Malia y Sasha Obama, para las que sus padres quieren crear un ambiente familiar sin que importe que las recepciones coincidan con las "fiestas en pijama".

Malia, de 10 años, y Sasha, de 7, serán las dos inquilinas más pequeñas de la residencia oficial desde Amy Carter, que llegó a la mansión presidencial con nueve años, a finales de los años 70.

Pero fue John F. Kennedy Jr, "John John", el niño más pequeño que vivió en la mansión presidencial. Llegó casi recién nacido y su hermana Caroline, apenas tenía tres años.

Ahora, tanto Barack como Michelle Obama quieren que sus hijas mantengan, en lo posible, una vida normal, como la que han disfrutado estos últimos años en Chicago, donde las relaciones con la familia de Michelle han sido muy estrechas.

Para que ese vínculo no se rompa, se traerán a Washington a un quinto miembro de la familia, la madre de Michelle, Marian Robinson, que será la encargada de atender a las niñas cuando sus padres tengan que cumplir otros compromisos.

Trato directo

La madre de Michelle, que es viuda y que trabajó como secretaria de banca, ya se ha ocupado del cuidado de las niñas durante las largas ausencias de sus padres durante la campaña electoral, dado que los Obama se han resistido siempre a contratar una niñera, y tampoco lo harán cuando vivan en la Casa Blanca, según la cadena de televisión ABC.

Desde el equipo de la campaña electoral de Obama no se ha informado sobre si la abuela tendrá su propia vivienda o si se instalará en la residencia oficial del presidente, pero parece claro que estará cerca y disponible para cuando las niñas la necesiten.

Con Malia y Sasha llegará a la Casa Blanca otro nuevo acompañante: un cachorro de perro, tal y como el futuro presidente prometió públicamente a sus hijas en su discurso de aceptación de la victoria, el pasado martes, ante miles de personas.

El cachorro ocupará el sitio que dejarán los dos terriers escoceses de la familia Bush, Barney y Miss Beazley

Salvar la intimidad

Pese a la vorágine en que se ha convertido su vida en los últimos años, Michelle Obama ha tratado siempre que sus niñas tengan una existencia normal, como la mayoría de los niños de su edad.

Así, desde hace años mantiene la misma rutina con las niñas, a las que acompaña a los partidos de fútbol o a comprar sus trajes de Halloween sin importar la atención pública que acaparan.

Con su llegada a la Casa Blanca, eso irremediablemente cambiará, no sólo por el aumento de las medidas de seguridad, sino por el entorno en el que vivirán las niñas, con nuevos amigos y colegio.

Michelle, según ha comentado en varias entrevistas, está decidida a que Malia y Sasha no pierdan su infancia, aunque ello la obligue a organizarles fiestas en casa, bajo la estricta mirada de los servicios de seguridad.

No sería algo novedoso, ya que Jackie Kennedy llegó incluso a montar una guardería dentro de la Casa Blanca para su hija Caroline, según dijo a CBS Doug Wead, autor del libro Todos los niños de los presidentes. Otro tema que preocupa a los Obama, es el duro escrutinio al que los medios de comunicación someterán a las pequeñas, dado que el mínimo evento, como una actuación escolar o un partido de fútbol, puede ser motivo de fotografía.

Al menos ahora el padre estará en la casa familiar y no como hasta ahora, como senador en Washington lejos de Chicago.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra