Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TERRORISMO

Aún no se conoce ni el explosivo ni la carga del coche bomba de la UN

Se analiza la información incautada al "comando Nafarroa" para conocer posibles objetivos

Actualizada Miércoles, 5 de noviembre de 2008 - 04:00 h.
  • EUROPA PRESS. MADRID .

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, señaló ayer que aún se desconoce el tipo y la cantidad de explosivo utilizado por ETA para el coche bomba que estalló el pasado jueves en un aparcamiento de la Universidad de Navarra, atentado que provocó heridas a 31 personas y cuantiosos daños materiales.

Rubalcaba admitió que son significativas algunas circunstancias del modus operandi del atentado, como que ETA comprara un móvil a un delincuente común o que el jefe militar de ETA, Garikoitz Aspiazu Rubina, Txeroki, imparta un cursillo a otros etarras muy cerca de la frontera. Pero este análisis, añadió, es el que traslada en los últimos años. "Se puede ser profesionalmente malo y un asesino implacable. Cuanto más débil está uno, puede estar más tentado de hacer barbaridades". Consultado por los posibles objetivos que pudieran tener marcados los detenidos la semana pasada como presuntos integrantes del Nafarroa, Rubalcaba dijo que se estudia el material informático incautado. Si de ese análisis se obtiene información, se trasladará a los afectados y luego, "si procede", se hará pública.

Txeroki y Capbreton

Rubalcaba reveló que se investiga si es cierto lo declarado a la Policía por uno de los supuestos miembros del comando Nafarroa: que Txeroki es el asesino en Capbreton (Francia) de los guardias civiles Fernando Trapero y Raúl Bayón. Hasta ahora había trascendido que Txeroki contó a Aurken Sola y a Xabier Rey que estuvo en el lugar junto a otros "dos militantes de ETA" aquel 1 de diciembre. Txeroki lo habría confesado cuando les adiestró en Hendaya sobre el uso de explosivos y armas, y les habría comentado que sospechó de los dos jóvenes que se sentaban en la mesa de al lado de la cafetería, según fuentes jurídicas. Los etarras esperaron a los guardias fuera del establecimiento, comprobaron abriendo el maletero que eran policías y les acribillaron.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra