Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

La novillería, demasiado gris

Actualizada Martes, 4 de noviembre de 2008 - 03:59 h.

Dentro de la categoría de novilleros con picadores, quedaron muy pocos detalles para el recuerdo. La mayoría ofreció una imagen gris, de escaso futuro. De esta vulgaridad, sólo se pueden rescatar cuatro nombres. El mexicano El Payo y el ya matador de toros Rubén Pinar se repartieron cuatro orejas y, sobre todo, convencieron con su toreo en Pamplona.

Fuera de la capital navarra, muy poco, casi nada. El novillero francés Román Pérez supo aprovechar la ocasión y triunfó con autoridad en Lodosa; volvió a ganar así, por segundo año consecutivo, el Piquillo de Oro.

Por último, hubo otro triunfador, que también agradó con su estilo. Éste fue Diego Hermosilla, el joven gaditano afincado desde hace años en Tudela, que abrió la puerta grande de Castejón tras desorejar a un bonachón y cómodo lote de jaboneros de Prieto de la Cal.

Como detalle, la plaza de Sangüesa fue el escenario de un debut con picadores, el de Imanol Sánchez, que se anunció como El Maño. El joven aragonés, que ha toreado mucho e, incluso vive en Navarra, salvó la papeleta con solvencia.

En la categoría sin caballos, gustaron las maneras de varios becerristas, como Esaú Fernández, Iván Aguilera, Juan del Álamo, Adrián Torres, Gómez del Pilar, Raúl Cámara y Rafael Castellanos; algunos de ellos, de hecho, ya han debutado con caballos.

El rejoneo, navarro

Dentro del toreo a caballo, la temporada en Navarra estuvo protagonizada por dos navarros, Armendáriz y Hermoso de Mendoza. El joven de Noáin sumó ocho tardes en Navarra, en las que cortó nada menos que 21 orejas. Todas sus actuaciones se saldaron con triunfos de puerta grande, salvo una, la de Peralta; una tormenta impidió que pudiese lidiar al segundo de su lote, cuando ya había cobrado una oreja de su primero. Pese a este contratiempo, salió a hombros de las plazas de San Adrián, Tafalla, Cintruénigo, Andosilla, Olite, Sangüesa y Corella. En todas ellas cortó tres orejas, salvo en el coso cirbonero, una menos.

Por su parte, Hermoso de Mendoza, maestro y padrino en la alternativa de Armendáriz, en Logroño, toreó cuatro tardes y cortó siete orejas. Curiosamente, se fue de vacío de la plaza de Pamplona por no acertar a la hora de matar. Pero se quitó esta espina tanto en Tudela como en Estella, plazas de las que salió a hombros tras cortar tres orejas. La última la obtuvo en el ciclo tafallés.

A todos los aficionados les hubiera gustado ver en un mismo festejo al estellés y a Diego Ventura, revelación de la temporada. No pudo ser. El sevillano cortó una oreja y ofreció una buena imagen en Corella, en una tarde en la que no estuvo anunciado Hermoso de Mendoza.

Por lo demás, otros nombres destacados del rejoneo fueron Sergio Galán, que volvió a triunfar en Pamplona, Leonardo Hernández, que rubricó una tarde redonda, de cuatro orejas, en Estella, Antonio D"Almeida que triunfó y mostró muy buenas maneras en Sangüesa, y Manolo Manzanares, que demostró tanto en Estella como en Peralta que puede llegar lejos en el toreo a caballo.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra