Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Guía para no perderse durante la jornada electoral estadounidense

La jornada electoral de EEUU parece que tendrá asegurado el calificativo de 'histórica' debido a la gran campaña del primer negro con verdaderas posibilidades de llegar a la Casa Blanca

Actualizada Lunes, 3 de noviembre de 2008 - 17:49 h.
  • AGENCIAS. Madrid

UN DIA PARA LA HISTORIA

La jornada electoral de EEUU parece que tendrá asegurado el calificativo de 'histórica' debido a la gran campaña del primer negro con verdaderas posibilidades de llegar a la Casa Blanca, Barack Obama, que además es el candidato más liberal de los últimos tiempos. Los despliegues no solo de medios nacionales sino internacionales no tienen precedentes.

Se espera una gran afluencia de público la mitad de los cuales votarán de forma distinta a como lo hicieron en las últimas elecciones lo que hace prever algunas confusiones. La mayoría utilizarán papeletas donde tendrán que marcar con un lápiz a su elegido en lugar de las pantallas táctiles que tantas quejas provocaron. No obstante, ese sistema seguirá vigente en algunos puntos junto a las viejas máquinas de votación que para algunos son muy fáciles de manipular. No se descartan problemas sobre todo en los estados clave, donde se esperan estrechos márgenes entre un candidato.

Algunos estadounidenses ya ejercieron su derecho mediante el voto anticipado y ciertos colectivos, sobre todo republicanos, han presentado ya sus primeras denuncias por supuestas irregularidades en el registro de votantes.

LA PARTICIPACION

La abstención en este enorme país suele rozar el 50 por ciento pero este año se espera que se reduzca ya que se ha registrado un número récord de votantes y las primarias suscitaron un interés nunca visto. Se espera que 130 millones de personas acudan a las urnas. El demócrata Barack Obama deberá estar atento a que los jóvenes, uno de los sectores en los que ha calado más su mensaje, no caigan en la complacencia y se queden en casa al ver la ventaja de las encuestas ya que esto podría llevar a sorpresas, máxime porque los votantes de la derecha suelen ser más disciplinados a la hora de ir a votar.

Los indecisos también pueden dar sorpresas. No obstante, algunos analistas dicen que aunque todo este grupo votara a McCain no lograrían cambiar la tendencia general.

¿CUANDO SABREMOS QUIEN ES EL NUEVO PRESIDENTE DE EEUU?

Los primeros colegios electorales cerrarán a las siete de la tarde hora del Este (una de madrugada hora española) que es cuando comenzarán a salir las encuestas a pie de urna de los grandes medios de comunicación. A partir de las nueve (tres de la madrugada en España) comenzarán a llegar datos de todo el Este y del medio oeste que es donde están los estados más disputados por lo que será entonces cuando se pueda empezar a vislumbrar con algo de claridad el ganador. Los colegios de la costa oeste no cerrarán hasta las cinco de mañana hora española pero los resultados allí son más previsibles (mayoría demócrata) por lo que seguramente para esa hora ya sabremos quien es el presidente de EEUU número 44.

EL SISTEMA ELECTORAL EN EEUU

Los ciudadanos deberán haberse registrado previamente para poder votar y no eligen directamente al presidente sino que lo hacen a través de un Colegio Electoral de 538 miembros. En este colegio están representados todos los estados. Cada uno de ellos tiene asignado un número de 'electores' que es directamente proporcional a la población (a más habitantes más electores). Las votaciones se cuentan estado por estado y el candidato que obtenga más votos generalmente se lleva todos los electores de ese estado. Por eso es posible que, como ocurrió en 2000, el presidente no sea el candidato con más votos populares o directos. Para ganar, un candidato necesita 270 votos de ese Colegio Electoral.

LOS ESTADOS CLAVE

Los estados de Florida (con 27 electores), Ohio (20), Carolina del Norte (15), Indiana y Missuri (11 cada uno) son los que están más disputados y los tres primeros serán clave ya que ambos candidatos (y sobre todo McCain que tiene menos opciones victoriosas) deberá hacerse con ellos si quiere ganar. Pensilvania (con 21 electores) es otro estado importante en el que Obama debería garantizarse la mayoría que apuntan las encuestas pero McCain ha pegado duro en los últimos días de campaña para atraer el voto en este lugar.

LA NOCHE ELECTORAL DE LOS CANDIDATOS

Ambos candidatos seguirán los resultados junto a sus familias en los estados de donde son senadores.

Barack Obama pasará la noche electoral en Chicago (Illinois), la ciudad que vio nacer políticamente al demócrata y que espera que un millón de personas salga a las calles aunque solo 70.000 podrán acceder al recinto del parque Grant donde Obama pronunciará su discurso y se dará un baño de multitudes. Allí se ha extremado la seguridad (a cargo no solo de la policía sino de una empresa privada). No habrá música en vivo, ni se venderán bebidas alcohólicas.

John McCain estará en un hotel de Fenix (Arizona) y parece que, en principio evitará los actos masivos. Dará un discurso ante un pequeño grupo de personas desde los jardines de este hotel que será retransmitido en directo.

OJO AL CONGRESO

El martes no solo se vota al presidente de EEUU sino que se eligen una decena de gobernadores y, sobre todo y más importante, se renueva el Congreso (435 diputados) y 35 escaños de los 100 que tiene el Senado . En las elecciones legislativas de mitad de mandato, los demócratas consiguieron recuperar el control de la Cámara de Representantes (233 frente a 202 republicanos) y todas las encuestas consideran que mejorarán esta mayoría entre 20 y 40 escaños gracias al 'efecto Obama' que está ayudando a los congresistas en sus campañas.

Sin embargo, la mayor atención está puesta en el Senado donde ambos partidos están empatados. En la Cámara Alta se renuevan los cargos de 12 demócratas y 22 republicanos con lo que el partido de Obama confía en lograr la cifra mágica de 60 escaños (ganarle 11 a los republicanos parece factible) que supone una mayoría de bloqueo. Si se consiguieran estas cifras, los demócratas recuperarían una hegemonía que perdieron a principios de los 90. Si gana Obama, estos resultados le permitirían gobernar con comodidad, y si vence McCain pondrían en serios aprietos al republicano ya que podrían bloquear muchos de sus planes.

¿CAMBIARA ALGO LA POLITICA DE EEUU TRAS LAS ELECCIONES O HABRA QUE ESPERAR A ENERO?

El nuevo presidente tomará posesión el 20 de enero, ya que tienen que pasar 76 días entre la elección y la jura del cargo. Hasta entonces el jefe de la Casa Blanca seguirá siendo George W. Bush aunque con un poder moral mermado. De hecho, ya se ha anunciado que a la importante cumbre financiera mundial irá no solo Bush sino también el presidente electo. Teóricamente, la actividad del jefe de la Casa Blanca en esos días no debería conllevar grandes noticias pero hay analistas que creen que Bush prepara nuevas leyes desreguladoras con las que pretende poner su broche de oro a ese segundo mandato y que, según estos expertos, serían difíciles de cambiar por la siguiente administración.

En el caso concreto de España, que prevé reforzar las relaciones gane quien gane, la elección de Obama podría influir positivamente en la aspiración del presidente José Luis Rodríguez Zapatero de estar presente en la cumbre financiera del 15 de noviembre.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra