Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TUDELA

Tudela destina más de 6.000 euros para ahuyentar la plaga de estorninos

El ayuntamiento destina una partida por quinto año consecutivo para poner remedio a este problema

Actualizada Viernes, 31 de octubre de 2008 - 04:00 h.
  • JAVIER UBAGO . TUDELA

El Ayuntamiento de Tudela aprobará hoy viernes en la reunión de su Junta de Gobierno un gasto de 6.879 euros para "atacar" la plaga de estorninos que todos los años provoca suciedad, olor y ruido en diversas zonas de la ciudad. Los trabajos para ahuyentar a los pájaros se han adjudicado a la empresa Plagastop Sanidad Ambiental y se prolongarán durante el otoño e invierno.

Los estorninos llegan a Tudela en bandadas por estas fechas cuando las aves inician la migración del Norte de Europa hacia lugares más cálidos. Las aves encuentran en su camino un buen lugar para descansar o establecerse definitivamente durante el invierno en los pinares de la Torre Monreal y del Corazón de María. De hecho es habitual que se les vea sobrevolar la capital ribera a primera y última hora del día.

Su presencia en las horas nocturnas para buscar el calor de lla ciudad causa malestar a los vecinos, que se quejan del ruido que provocan, además de la suciedad que se acumula en la zona por las defecaciones. Su presencia la sufren en mayor grado los colegios de Torre Monreal y la Anunciata, cuyos patios de recreo se llenan de excrementos.

Esta situación ha obligado a intervenir al ayuntamiento tudelano que, por quinto año consecutivo, ha destinado una partida del presupuesto para poner remedio a la situación. "La consejería de Medio Ambiente lo considera como plaga y como tal se procede al tratamiento. Nosotros hemos contratado a una empresa de control de plagas para que evite que los estorninos se encuentren cómodos en la ciudad y tengan que salir fuera", comentó Mariví Castillo Floristán, concejala de Urbanismo.

Halcones y águilas Harris

Los trabajos para ahuyentar a los estorninos se centran en el atardecer, momento en el que estas aves regresan a la ciudad para refugiarse entre los árboles. El sistema para alejar a los pájaros se basa en la realización de diversos vuelos intimidatorios de halcones y águilas Harris sobre los árboles. Estos ataques se completan con unos sonidos que imitan la llamada de alarma de los estorninos, que se amplifican a través de unos altavoces ubicados en un vehículo con el que los operarios recorren las zonas donde se refugian los pájaros.

Por último, cuando cae la noche y los pájaros vuelven a los árboles, los técnicos proyectan haces de luz para interrumpir su sueño. Estas labores suelen llevar un tiempo que abarca entre las 17.30 y las 22 horas. "Llevamos cuatro años con este procedimiento que nos está dando muy buen resultado. Nuestro primer objetivo es que los vecinos no se vean afectados y, después, evitar la suciedad en nuestras calles. Por ambas cosas, buscamos fórmulas para echar a los estorninos fuera del círculo habitable y que aniden en árboles del exterior o se queden en el campo", aseguró la edil tudelana.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra