Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
POLITICA

Brasil solicita a Bush que España acuda a la cumbre de Washington

Lula, presidente de turno del G20, ve necesario que otros países emergentes y España estén presentes

Actualizada Viernes, 31 de octubre de 2008 - 04:00 h.
  • RAMÓN GORRIARÁN . COLPISA. SAN SALVADOR

Brasil, país que preside por turno el G20, apoya que España esté en la cumbre de líderes mundiales de Washington. El ministro brasileño de Asuntos Exteriores, Celso Amorín, anunció en la XVIII Cumbre Iberoamericana que se celebra en San Salvador que su país ya solicitó a la Administración estadounidense que otros países emergentes y España tengan una silla en la reunión de ese club del 15 de noviembre.

De esta forma, el presidente del Gobierno incorporó a Brasil al cofre de apoyos a sus pretensiones. La víspera fue México

-también socio del G20-, cuyo presidente, Felipe Calderón, mostró su respaldo explícito.

El anuncio de Amorín se produjo minutos después de que concluyera la entrevista entre José Luis Rodríguez Zapatero y Luis Inacio Lula da Silva. La versión del Gobierno español de la reunión entre ambos gobernantes fue, sin embargo, mucho más imprecisa y enrevesada. Fuentes gubernamentales señalaron que, durante la charla, el jefe del Ejecutivo no solicitó la intermediación expresa de Brasil para que España esté en la cumbre de Washington y, en consecuencia, tampoco hubo una respuesta afirmativa en ese sentido del gobernante latinoamericano.

Lula, favorable

De la conversación entre Zapatero y el jefe de Estado brasileño "se infiere", según las fuentes, que el país latinoamericano comparte esa pretensión.

"Lula es favorable a que España esté", aseguró rotundo un portavoz oficial, pero que acto seguido insistió en que no hubo una petición en ese sentido por parte de Zapatero. ¿Entonces, de qué hablaron? Hicieron "un análisis muy próximo" de la crisis financiera mundial, apuntaron las fuentes de La Moncloa.

Sutilezas diplomáticas al margen, lo cierto es que Zapatero tiene en el morral el apoyo de Brasil y México para que España tenga voz en la cita del G20. Además, el presidente del Gobierno recibió, entre otros, el respaldo de Chile, cuya presidenta, Michele Bachelet, pidió al jefe del Ejecutivo que defienda en la capital norteamericana "las propuestas e inquietudes" chilenas frente a la crisis.

El paso siguiente, según las fuentes consultadas, es que George W. Bush atienda los requerimientos del país que preside el club de países desarrollados y emergentes, e invite a España antes del 15 de noviembre.

Minutos antes de la entrevista con Lula, el presidente del Gobierno reclamó "un nuevo orden financiero internacional" que esté al servicio de "la economía real, la economía productiva".

El presidente del Gobierno expuso ante los gobernantes de los 22 países reunidos en la cumbre la propuesta de España para hacer frente a la crisis mundial, y encontró una respuesta favorable a sus planteamientos.

Control y transparencia

El jefe del Ejecutivo español defendió que este nuevo orden incorpore "mecanismos efectivos de control y transparencia" que permitan prevenir crisis como la que asola las economías de todo el mundo.

Situó el origen del colapso en "el mito de la desregulación" bancaria, que ha hizo posible la "perversión" de que el sistema financiero mundial descansara sobre "la especulación y la codicia" en lugar de atender las necesidades de la economía real.

En definitiva, resumió, la ingeniería financiera de los últimos años acabó por "perturbar seriamente" a la actividad económica, en lugar de alentarla.

Zapatero consideró imprescindible la "revisión en profundidad" de las instituciones financieras mundiales y, en concreto, la redefinición del "papel del Fondo Monetario Internacional" para que ejerza con más efectividad su "función preventiva" y establezca mecanismos para la mejor "coordinación entre los distintos supervisores nacionales" de la actividad financiera.

Se trata, apuntó, de dotar de "mayor control y supervisión" a las entidades financieras, acompañada de "una mayor transparencia y una mayor coordinación", así como de tomar conciencia de que el orden económico mundial debe atender las necesidades de "todos", los países ricos y los que están en vías de desarrollo, y no sólo las de los primeros.

El Rey apuntaló la estrategia gubernamental y ya en el brindis de la cena de gala de la inauguración de la cumbre abogó por un sistema financiero mundial "más controlado, más eficaz y más transparente".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra