Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Estudiantes, docentes y políticos se unen en Roma contra la ley de educación

Gelmini aparecía retratada con un hacha en la mano, en referencia al recorte de 8.000 millones que prevé la nueva ley

Actualizada Jueves, 30 de octubre de 2008 - 16:39 h.
  • AGENCIAS. Roma

Miles de estudiantes, docentes y políticos de la oposición italiana protestaron hoy en Roma contra la ley de reforma de la educación aprobada por el Gobierno, con una marcha pacífica que bloqueó gran parte de la ciudad y en la que se pidió la dimisión de la ministra de Educación, Maria Stella Gelmini. "¿Te vas o no? ¿te vas sí o no?" gritaban algunos manifestantes dirigiéndose a la responsable italiana de Educación, mientras que otros coreaban "¿Gelmini, no oyes un terremoto? Son los profesores en movimiento".

Algunos llevaban, además, fotos de la ministra a modo de estampita en la que se leía "Santa Ignorancia".

A lo largo de dos kilómetros y medio, los que separan las plazas romanas de la Repubblica, donde se inició la manifestación, y la del Popolo, lugar donde estaba previsto que finalizara, la marcha se desarrolló de forma pacífica y sin intervención policial.

Centenares de banderas con las siglas de los sindicatos convocantes ondearon a lo largo de la marcha, junto a enormes globos que daban color al cielo de la capital italiana y pancartas en las que se satirizaba a los miembros del Gobierno.

Así, Gelmini aparecía retratada con un hacha en la mano, en referencia al recorte de 8.000 millones de euros que esta nueva ley prevé para la escuela.

En otras pancartas se podía ver el dibujo de una vaca a la que estaban ordeñando, que representaba la Universidad, con un cerdo obeso al lado, en el que estaba escrito "bancos y consorcio italiano", en referencia al grupo de empresarios dispuestos a salvar la aerolínea Alitalia.

La responsable de Educación, no obstante, no fue el único blanco de las críticas de los manifestantes, que también mostraron su rechazo al titular de Economía, Giulio Tremonti, y al primer ministro italiano, Silvio Berlusconi.

A las críticas de los profesores, llegados a Roma desde toda Italia, se sumaron las de los estudiantes, que en tono desafiante saltaban mientras gritaban "Bota, bota, Gelmini el que no bote".

Los más pequeños, acompañados de sus profesores, entonaron canciones contra la reforma que arrancaron los aplausos y los elogios de los mayores que se habían parado a escucharlos.

A la manifestación, convocada por los sindicatos de la educación, se sumaron el Partido Demócrata (PD) -del que acudieron numerosos exponentes, entre ellos su líder Walter Veltroni- y la formación Italia de los Valores (IDV), representada por Antonio Di Pietro.

En la plaza del Popolo, donde, según los organizadores de la protesta, se reunió un millón de personas, los líderes sindicales se dirigieron, desde un escenario montado para la ocasión, a los manifestantes, que les respondieron con aplausos entusiastas.

"Es una cosa vergonzosa, es una ley asquerosa", dijo a Efe Andrea Valloncini, profesor de la escuela básica llegado desde Brescia, en el norte de Italia, quien lamentó que para diseñar esta norma no se consultara al cuerpo docente.

Una crítica a la que se sumaron dos profesoras llegadas desde la provincia sureña de Nápoles y que aseguraron que con esta ley temen por "el futuro de los jóvenes".

Por otro lado, dos alumnas de la especialidad de humanística insistieron en que es necesario continuar las movilizaciones en toda Italia hasta conseguir que la ley se someta a referéndum, iniciativa a la que el PD e IDV han pedido que se adhiera toda la oposición.

Para marcar el fin de la manifestación, se escuchó el Himno de Mameli, que los asistentes entonaron mientras hacían ondear sus banderas.

En ese momento, un espontáneo con un megáfono en mano gritó que no debía darse por concluida la manifestación, ya que faltaban 30.000 personas que habían quedado bloqueadas a las afueras de Roma.

La manifestación concluyó sin altercados, aunque la Policía cortó el tráfico y bloqueó gran parte de la ciudad, por lo que durante horas los transportes públicos tuvieron que modificar su recorrido, causando inconvenientes a muchos ciudadanos.

Con esta protesta, el sector de la educación se opone a la ley aprobada ayer en el Senado, que prevé la supresión de más de 87.000 puestos docentes, el bloqueo de contratos a los maestros temporales y la reducción de 44.500 empleos administrativos.

También genera rechazo el cierre de colegios en lugares aislados, el aumento de estudiantes por clase, la reducción de horas lectivas y la introducción de la nota en conducta.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra