Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
NAVARRA DEPORTE

Un millar de aficionados acudió a su fiesta

El club Lagunak fue el organizador de una jornada que tuvo su final de fiesta en Lekunberri

Actualizada Lunes, 27 de octubre de 2008 - 04:00 h.
  • J.J. IMBULUZQUETA . LEKUNBERRI

El tiempo, con un día fresco pero soleado y sin viento, se alió un año más con los aficionados navarros a la montaña y les volvió a acompañar en la celebración, ayer, de una nueva edición del Día de los Clubes.

Gorriti, los altos de Azpíroz y Lekunberri fueron los escenarios que ayer acogieron la jornada festiva. A ella se unieron más de medio millar de senderistas de clubes de toda Navarra y unos 400 jóvenes que participaron en la marcha de los Juegos Deportivos de Navarra (ésta se celebró entre San Miguel e Iribas y luego fueron a Lekunberri).

El Día de los Clubes, actividad ideada por la Federación Navarra de Montaña como una forma de fomentar las relaciones entre los distintos clubes navarros, fue organizada en esta ocasión por la sección de montaña de Lagunak de Barañáin, entidad que además recibió el homenaje de la federación por cumplir 25 años de vida.

Desaparición de marcas

La jornada comenzó en Gorriti y con algunos problemas. Las marcas que la organización había colocado el día anterior para señalar el recorrido -y que los propios voluntarios de Lagunak fueron retirando al paso de todos los senderistas- habían desaparecido. Alguien las retiró antes del inicio de la caminata y eso provocó la confusión entre los senderistas.

La labor de los guías, que hicieron retroceder un tramo a algunos de los participantes más rápidos, solventó el problema y el grupo pudo dirigirse por las laderas cubiertas por el manto otoñal de hojas hacia el collado de Aburugaña.

Allí, el recorrido se dividió en dos tramos: uno más corto, que descendía ya hacia Lekunberri, y otro más largo -y que contó con mayor aceptación- que subía a los altos de Zepaion o Mergelu (912m), el Epele (869m) y el Atume (882m). Un recorrido rompepiernas, con continuas subidas y bajadas, que permitió a los montañeros disfrutar con las impresionantes vistas de las Malloas desde este balcón natural sobre el valle. Tras bajar hasta la carretera que une Lekunberri y Uitzi, la marcha continuó por la antigua via del Plazaola antes de, tras casi cuatro horas de actividad, llegar a Lekunberri. Allí, a partir de las 14 horas, el frontón de la localidad acogió la comida y la posterior sobremesa de todos los participantes.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra