Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CULTURA Y SOCIEDAD

El relato de cómo vencer a la dulce muerte

Los 16 supervivientes del accidente aéreo en la cordillera de los Andes en 1972 revelan en un nuevo libro más detalles de su pesadilla entre la nieve y de cómo no se rindieron al sueño eterno

Actualizada Lunes, 27 de octubre de 2008 - 04:00 h.
  • DPA. MONTEVIDEO

LOS 16 uruguayos que sobrevivieron a un accidente aéreo y a 72 días perdidos en la cordillera de los Andes, en 1972 relatan en un nuevo libro que se publicará esta semana que muchos sintieron la "seducción" de la muerte y destacaron que la comunión entre el grupo les permitió resistir.

El libro, titulado La sociedad de la nieve, del periodista uruguayo Pablo Vierci, saldrá a la luz el jueves. Recoge por primera vez la visión de todos los supervivientes sobre lo sucedido entre el 13 de octubre y el 22 de diciembre de 1972 en los Andes, desde la caída del avión que transportaba a un equipo de jóvenes rugbistas uruguayos y a sus familias hasta su rescate. Sólo 16 de los 45 viajeros sobrevivieron. A su regreso admitieron que debieron comer carne de sus amigos o familiares muertos para alimentarse durante esos días.

Esta "tragedia" o "milagro" de los Andes fue llevada al cine y originó varios libros.

Además del relato de lo ocurrido en la montaña, en el libro narran las vivencias de los 36 años que siguieron al accidente. La visión de cada uno sobre la muerte y la cercanía con ella aparece con frecuencia en los relatos de esta nueva publicación. "Casi me aflojo, pensaba que era más fácil morir que seguir luchando. Pero sentí una voz. Era Roy Harley, que me agarró de la mano y salí. Empecé a gritar porque supuse que si yo casi me entrego, los demás estarían en la misma" situación, relata Adolfo Strauch, sobre la noche que una avalancha cubrió parte de los restos del avión que tomaron como refugio en los días en los Andes. "Y debe haber sido así, porque algunos que sacamos estaban muertos y con una cara de placidez, de cuando la muerte te va llevando; es una transición suave, dulce y hasta agradable. Todos estuvimos muy cerca de ella", agrega.

Una razón para vivir

Bajo la nieve, José Inciarte ve un túnel y la silueta de su padre fallecido; su sensación fue de paz y felicidad. Pero Strauch lo sacó. "Ahí me vino la gran disyuntiva: si volver a ese paraíso de felicidad, con mi padre, o a esa vida de mierda, llena de sufrimiento. Pero era la única que conocía y volví al avión horrible, a escarbar y buscar amigos vivos y muertos".

Javier Methol vio morir a su esposa enterrada bajo la nieve. "Yo tengo cuatro hijos, tengo que volver a llevarles el amor de su madre", se dijo a sí mismo en ese momento, según relata en el libro. "Habíamos incorporado la muerte como algo natural, que nos podía pasar en un segundo", afirma Gustavo Zerbino.

Dos del grupo hicieron un largo trayecto escalando picos nevados y encontraron a un arriero chileno. Luego fueron rescatados. "Nosotros para morir teníamos millones de excusas, pero para vivir apenas una. Y cuando nos aferramos a eso, el yo se transformó en nosotros", asegura Zerbino.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra