Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
SOCIEDAD

Un día en Larra para contar 133 sarrios

Una docena de guardas de medio ambiente se dieron cita ayer en Larra para concluir el conteo de sarrios que se ha realizado durante esta semana en el Pirineo navarro. La queratoconjuntivitis puede haber mermado este verano en un 20% su población.

Actualizada Sábado, 25 de octubre de 2008 - 04:00 h.
  • ÍÑIGO SALVOCH . LARRA-ISABA.

HAN puesto el ojo debajo de cada pino negro de Larra, han trepado con sus prismáticos por las laderas del Otxogorrigañe y Lakartxela y han buscado tras los árboles del rincón de Belagua, entre otros muchos lugares. Una docena de guardas de medio ambiente del Gobierno de Navarra han llevado a cabo durante esta semana el conteo otoñal de sarrios (rebecos) y han ejercido algo así como de agentes censales.

Las cifras todavía son provisionales, pero se estima que la queratoconjuntivitis ha podido afectar a un 20% de la población navarra de sarrios, que era de unos 600 ejemplares en el censo de primavera.

Ayer fue el tercero y último de los días de conteo. En el primero, llevado a cabo el lunes, se distribuyeron los guardas por parejas en seis recorridos para rastrear la cuadrícula de Ezkaurre, así como las de Otxogorrigañe y Lakartxela, donde habitan las poblaciones más occidentales de sarrios y las menos numerosas. En Ezkaurre se contabilizaron 88 sarrios y en las otras dos cumbres citadas, 11 ejemplares. El jueves, en coordinación con los guardas aragoneses, se censaron las poblaciones de sarrio colindantes con la muga, los datos todavía deben ser contrastados. Finalmente, ayer, los guardas efectuaron otros seis recorridos sobre el macizo de Larra y contaron 133 sarrios. Txamantxoia (15), Sierra Longa (9), La Contienda (49), Rincón de Belagua (25), Ukerdi Norte (16) y Ukerdi Sur (19).

Menos sarrios enfermos

El modo de realizar el censo es bastante sencillo. No hay que llamar a la puerta de los censados, ni preguntarles nada. Únicamente hay que agudizar la vista. Cada pareja de guardas maneja un mapa con su ruta y en cuanto avistan un ejemplar anotan si es macho, hembra, cría, o un ejemplar joven mayor de un año (segallo). El lugar del avistamiento, la hora, y algún otro dato de interés.

Olatz Fernández fue la técnico encargada al final de la jornada de recopilar los datos de todos los recorridos. Fueron pocos los sarrios avistados que mostraran signos de enfermedad, aunque uno de ellos tuvo que ser sacrificado. Los demás, ajenos a la labor censal, se preparan ya para superar un nuevo invierno.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra