Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
SEGUNDA DIVISIÓN B

Osasuna tropezó en el Reyno

El Promesas se dejó remontar frente al Ibiza y volvió a empatar

Actualizada Lunes, 20 de octubre de 2008 - 04:00 h.
  • ÍÑIGO GONZÁLEZ . PAMPLONA

Osasuna Promesas parece condenado al empate esta temporada y ayer sumó su quinta igualada del año (la tercera consecutivo) en un partido ante el Ibiza que mereció ganar. Sin embargo, los fallos de marca en las acciones a balón parado hicieron que volaran dos puntos de Pamplona.

Pocos podrían pensar al levantarse el domingo que iban a disfrutar de una mañana tan intensa de fútbol como la que ayer les regaló Osasuna Promesas. La afición rojilla se encontró con que el filial ya mandaba 2-0 en el marcador para los 20 minutos gracias a un juego eléctrico por bandas que supieron aprovechar Galán y Óscar Vega.

Miguel Merino había apostado por quitar presión desplazando el partido a un ambiente mucho más motivante que Tajonar, el estadio Reyno de Navarra. Y la decisión le funcionó desde el principio, ya que Vega adelantaba al Promesas en la primera llegada a puerta: envió a la red libre de marca un córner botado desde la derecha.

El juego rojillo carburaba y fruto de ello Galán encontraba el premio a su buen hacer en un bello gol desde el suelo, con la zurda y con rosca, que se coló en la portería desde la línea del área.

Pero como en todo partido rojillo que se precie, Osasuna tuvo que complicarse con un autogol de Samuel a los 42 minutos. Por suerte, Vega, ayer el más listo, reivindicó su condición de goleador con un nuevo tanto de vaselina tras una preciosa jugada de Annunziata apenas tres minutos después.

El paso por vestuarios trajo una mala noticia para los navarros en forma de gol de Julien en la primera jugada tras la reanudación. El técnico visitante se lanzó a por el empate y sacó a un Javi Moreno muy diferente al que triunfó en los campos de Primera. Muy pasado de kilos, el ariete pudo marcar al poco de salir pero Andrés evitó el gol primero y Samuel sacó después el rechace bajo palos.

Ruper pudo haber sentenciado con dos misiles desde fuera del área, pero el primero se fue fuera y el segundo lo envió a córner el portero en una acrobática estirada. El meta balear no estaba por la labor de que Osasuna ganara y volvió a lucirse al desbaratar un dos contra uno que terminó Óscar Martín. Y de tanto perdonar, llegó el castigo: Biel se aprovechó de un error para remachar el 3-3 a tres minutos del final. Injusto, sí. Pero esto es fútbol.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra