Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
FÚTBOL

Hubo penalti, pero no para tarjeta roja

Es el segundo penalti innecesario que comete el equipo en dos partidos y que deja condicionado el desenlace

Actualizada Lunes, 20 de octubre de 2008 - 04:00 h.
  • J.M.E. . PAMPLONA

La jugada que marcó el desenlace de partido merece un doble análisis. Por una parte, desde el punto de vista del árbitro, Medina Cantalejo, y por otra desde el del defensa infractor de Osasuna, en este caso Roversio.

Medina Cantalejo acertó al señalar la falta. Un agarrón dentro del área es penalti. Sin paliativos. Ahora bien, pese a que el agarrado, Bilic, fuera el último atacante sportinguista, el más cercano a Ricardo, la falta no fue merecedora de tarjeta roja.

El reglamento dice que para ello debe haber ocasión manifiesta de gol, algo que no sucedió. El atacante ni siquiera tenía el balón en los pies, y por tanto mucho menos controlado. Simplemente lo esperaba cuando fue derribado por Roversio.

El árbitro se equivocó al sacar la roja, como Roversio se equivocó al hacer la falta al croata. Era innecesaria. Al igual que la acción de Plasil con la mano en el partido anterior contra el Racing, el defensa brasileño no tenía ninguna obligación de empujar y derribar a Bilic.

Además, el Sporting demostró de principio a fin que iba a rentabilizar al máximo todo tipo de jugadas, con balón o sin él. A un empujón en el área le sacaría, por tanto, petróleo, como así ocurrió.

No es de recibo que de una manera tan tonta, con una jugada tan evitable, se escape un partido. Las faltas hay que hacerlas mucho antes, lejos del área, antes de que el balón se acerque a ella. Es lo que hizo el Sporting, que cuando llevaba siete amarillas, Osasuna sólo la roja.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra