Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Cuba saluda la reanudación del diálogo con la UE pero reclama un nuevo marco de relación

Pérez Roque quiere que el debate sobre la nueva arquitectura financiera internacional se celebre en la ONU

Actualizada Viernes, 17 de octubre de 2008 - 14:03 h.
  • AGENCIAS. París (Francia)

El Gobierno cubano saludó hoy la reanudación del diálogo con la Unión Europea que ayer se materializó en la primera reunión a nivel ministerial desde que los 27 decidieran el pasado mes de junio levantar las sanciones diplomáticas hacia la isla, pero reclamó establecer un nuevo marco de relación que pase por eliminar la denominada Posición Común establecida en 1996 que reclama a La Habana el respeto a los Derechos Humanos y avanzar hacia la democracia.

En una rueda de prensa celebrada en la Embajada de Cuba en París, el ministro de Relaciones Exteriores cubano, Felipe Pérez Roque, detalló el contenido del encuentro celebrado ayer en el Quai d'Orsay con el jefe de la diplomacia francesa, Bernard Kouchner, en su calidad de presidente en ejercicio del Consejo; el ministro de Exteriores checo, Karel Schwarzenberg, que asumirá la presidencia de la UE a partir de 2009, y el comisario europeo encargado de Desarrollo, Louis Michel, que viajará la próxima semana a La Habana para firmar la declaración que restablecerá definitivamente la cooperación con Bruselas.

El ministro cubano consideró que los resultados de la reunión mantenida con la Troika comunitaria fueron "positivos" de cara a la normalización de las relaciones y se desarrollaron en un clima en el que primó el "espíritu constructivo" pero cree que "hay que seguir trabajando".

"Ahora hemos restablecido el diálogo político y la cooperación entre la Comisión Europea y Cuba, pero hay que continuar avanzando", señaló tras poner de relieve que el encuentro de ayer fue "de utilidad" y hubo un intercambio "franco, abierto y respetuoso" entre las dos partes.

Asimismo, afirmó haber explicado "con franqueza" a los representantes de la UE el rechazo de Cuba a la Posición Común de la UE adoptada en 1996 en virtud de la cual se reclama a La Habana el respeto a los Derechos Humanos y cambios para caminar hacia la democracia.

Cuba siempre se ha opuesto a esta exigencia y Pérez Roque reiteró ayer a sus interlocutores que la considera "inaceptable como base para las relaciones", por lo que, una vez eliminadas las sanciones y abierto el diálogo, La Habana cree que corresponde eliminar esta posición común y sustituirla por "un marco aceptable de común acuerdo".

No dar lecciones de derechos humanos

Entre los asuntos abordados en el encuentro figuraba la cuestión de los Derechos Humanos, ámbito en el que, según el canciller cubano, ambas partes coinciden en que "no se pretende dar lecciones" a la otra parte y el diálogo se basó "en el respeto, la diversidad y el reconocimiento de cada país a seguir su propio camino".

"No pretendemos decirle a la UE qué pasos debe dar, pero tampoco aceptamos que se nos impongan criterios", alegó el ministro, que defendió el derecho de Cuba a "adoptar" sus propias decisiones. Pérez Roque añadió en este sentido que "no se han hecho exigencias a Cuba" que, por otro lado, adelantó que Cuba "no aceptaría".

Entre los resultados concretos de la reunión de París, el canciller cubano mencionó las consecuencias económicas que tendrá la recuperación del clima político y de diálogo que, a su juicio, favorecerá las condiciones de trabajo a empresas cubanas y europeas.

Según los datos ofrecidos por Pérez Roque, la cuarta parte del comercio exterior de la isla se realiza con la Unión Europea, intercambio que pasó del 35% al 25% durante el periodo en el que las relaciones se mantuvieron congeladas.

No obstante, el mayor obstáculo que La Habana sigue encontrando para el despegue económico de la isla es el bloqueo de Estados Unidos, ámbito para el que dijo contar con el apoyo de los 27 para votar en bloque a favor de una Resolución el próximo 29 de octubre en la Asamblea General de la ONU reclamando el levantamiento del embargo.

En este mismo contexto, confió en que el próximo presidente de Estados Unidos --sobre el que evitó mostrar su preferencia alegando que 'es cosa' de los norteamericanos-- "rectifique" la política "fracasada" hacia Cuba.

Además, juzgó que la política de bloqueo llevada a cabo por el actual inquilino de la Casa Blanca "está acabada" a nivel internacional y no tiene apoyos por lo que animó al sucesor de George W. Bush a poner fin a la política "esquizofrénica" hacia Cuba.

Pérez Roque admitió el "reto político e ideológico" que supondría el levantamiento del embargo norteamericano y garantizó que, en ese escenario, Cuba no renunciará a su idiosincrasia ni se convertirá en un "protectorado" de Estados Unidos, asegurando que mantendrá su relación con la UE.

Crisis financiera internacional

Otro asunto que figuró en la agenda de la reunión fue la actual crisis financiera internacional que para el político cubano no es un "evento pasajero" sino el reflejo de "graves debilidades estructurales" tanto en el sistema económico actual como en el de producción y consumo que es "insostenible" y tiene que ser reformado en profundidad.

Así pues, se mostró partidario de diseñar una nueva arquitectura financiera internacional que sustituya el esquema de Bretton Woods pero reclamó que este debate se haga de manera "transparente, democrática e incluyente" y que todos los países "independientemente de que sean pequeños y pobres" participen en el mismo con "voz y voto" para evitar que un sólo grupo de países decida las reglas del orden económico mundial.

Cuba propone pues que el foro de debate sea la Asamblea General de Naciones Unidas y no un "pequeño club" el que decida en nombre de 200 países.

El ministro cubano aprovechó la ocasión para criticar la "rapidez" con la que se han buscado fondos para socorrer a los bancos y empresas responsables con su especulación" del actual "caos" y no exista la misma determinación para encontrar los 150.000 millones de dólares necesarios para cumplir los Objetivos del Milenio para reducir la pobreza y el analfabetismo.

"Si los líderes occidentales hubieran puesto la misma determinación en buscar dinero para etos programas o cumplir el 0,7% del PIB en ayuda al desarrollo quizás habríamos hecho progresos en el disfrute real de los derechos humanos", aseveró.

Visita de Zapatero

Por otro lado, Pérez Roque garantizó que el Gobierno español les ha confirmado la intención del jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, de visitar Cuba en 2009 y que ahora se deben acordar las fechas y los componentes de la visita.

Zapatero aclaró ayer desde Bruselas que planea viajar a Cuba en 2009, pero precisó que se trata de un "proyecto" que requiere aún de "cierta meditación y trabajo previo".

El de ayer en París supuso el primer encuentro formal entre la UE y Cuba después de que los Veintisiete eliminaran en junio pasado las sanciones diplomáticas hacia la isla vigentes desde 2003 --aunque suspendidas en 2005-- y ofrecieran a Cuba reanudar el diálogo político por un año.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra