Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
ATXEN JIMÉNEZ

LÁGRIMAS EN LA ROMERÍA DE UJUE

Actualizada Viernes, 17 de octubre de 2008 - 04:00 h.
  • ATXEN JIMÉNEZ, PROPIETARIA DEL RESTAURANTE TUBAL

S E me hace difícil decantarme por "una" maravilla de Navarra. ¡Hay tantas! Pero puestos a elegir, creo que una de ellas es Ujué. Especialmente el día de la Romería de Tafalla, cuando te acercas a la Cruz del Saludo después del largo camino y ves en ese amanecer de primavera y entre la bruma de la madrugada, el conjunto monumental de Ujué.

Cuando entras en el pueblo y andas por esas calles empedradas, en silencio, sólo roto por el pisar firme de los romeros y romeras y por el ruido seco de las cadenas que algunos llevan en sus pies y entras en el sobrio Santuario, que constituye uno de los monumentos más destacados de la arquitectura Navarra de la Edad Media, tanto por su románico como por su gótico.

Y, qué voy a decir de la emoción que sientes, seas creyente o no, cuando ves el fervor y el amor con que las gentes de la Zona Media se acercan a la imagen de la Virgen, a contarle sus cosas, a pedírselas unas veces y a darle las gracias otras. Aunque trates de contenerlas, es inevitable que unas lagrimillas se te escapen de los ojos.

Contrastando con Ujué, me encanta la Selva del Irati. Creo que está catalogada como el segundo hayedo-abetal más extenso y mejor conservado de Europa. Un auténtico tesoro natural en cuya conservación pienso que sin duda han tenido mucho que ver sobre todo las gentes del Valle de Salazar que han sabido explotar el bosque sin esquilmarlo.

Sentarte en el corazón del bosque a ver esos colores verdes, pardos, rojos, azules, grises que sólo el otoño y el bosque saben conseguir, disfrutar del silencio, sólo roto por los pájaros, el viento y el agua, o, percibir el olor profundo, inconfundible del bosque, pisar la hierba y las hojas que crujen bajo tus pies y acercarte al azul turquesa del embalse. En fin, es un regalo incomparable para los sentidos.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra