Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

El Ayuntamiento de Pamplona pide que los ciudadanos comuniquen al Parque de Desinfección la presencia de ratas y ratones

Las actuaciones de los técnicos municipales, que realizan una campaña en otoño y otra en primavera, consisten en controlar las poblaciones detectadas mediante cebos envenenados

Actualizada Jueves, 29 de mayo de 2008 - 13:45 h.
  • AGENCIAS. Pamplona

La campaña de desratización en el alcantarillado y orillas fluviales, llevada a cabo por el Ayuntamiento de Pamplona durante la primavera, está próxima a finalizar, por lo que el Consistorio ha solicitado a los ciudadanos que detecten la presencia de roedores en cualquier lugar del término municipal de Pamplona, ya sea viendo ejemplares o sus heces, que lo comuniquen en el Parque Municipal de Desinfección (calle Aralar, 1).

Pueden hacerlo acudiendo al centro o llamando al teléfono 948 224 567. El horario de atención es, de lunes a viernes, de 7 de la mañana a 2 de la tarde, informó el consistorio en un comunicado.

El objetivo del Ayuntamiento, que ofrece el servicio de desratización de manera gratuita, es completar, actuando en espacios privados, la campaña realizada en el alcantarillado y los márgenes de los ríos pamploneses durante los últimos meses.

Las actuaciones de los técnicos municipales, que realizan una campaña en otoño y otra en primavera (las estaciones más idóneas para la reproducción de los roedores) consisten en controlar las poblaciones detectadas mediante cebos envenenados.

El equipo del Parque de Desinfección, Desratización y Desinsectación del Ayuntamiento se encarga, al comienzo de cada campaña, de levantar, una a una, todas las tapas de las alcantarillas de Pamplona.

En ellas colocan un cebo, protegido del agua, que consiste en sacos de cereal (maíz, cebada o trigo) envenenados con una sustancia anticoagulante (warfarina). Este raticida no mata al animal en el momento, ya que estos roedores podrían asociar el cebo con la muerte y dejar de ingerirlo. La rata fallece horas después en su madriguera. Lo que ocurre entonces es que sus congéneres devoran los cadáveres envenenados y también mueren.

Cuando los técnicos municipales han colocado el último cebo de las alcantarillas, comienzan a revisar desde el primero todos los lugares donde se colocó veneno, para comprobar si ha sido mordido y hay que reponerlo.

Así, el control de la población de ratas es continuo durante la campaña. Al comienzo de la campaña de primavera, en el mes de marzo, se colocaron 1.693 cebos en las alcantarillas de la ciudad y se practicaron 2.612 revisiones. En abril fueron 762 cebos colocados y 2.272 revisiones.

Esta reevaluación continua de los lugares con raticidas ha permitido apreciar que, en los últimos años, el número de ratas se ha mantenido controlado e incluso ha descendido en Pamplona. Lo que viene demostrado por el hecho de que cada vez hay que reponer menos cebos (lo que significa que hay menos ratas que los roen).

Especialmente significativo es el descenso de estos animales en las orillas de los ríos de Pamplona gracias a la limpieza, la construcción de paseos y el mantenimiento llevado a cabo por el Consistorio. Estas actuaciones privan a las ratas de escondrijos en los que anidar. Por otra parte, estos animales no se sienten cómodos ante la presencia humana.

Una vez finalizada la campaña de desratización de primavera, se da la oportunidad a los vecinos afectados por plagas de estos roedores en sus propiedades de avisar al Parque de Desinfección para que actúen de manera puntual.

El 'modus operandi' en los casos de demandas de particulares es el mismo: colocación de cebos envenenados y revisión. El pasado mes de abril se realizaron 26 actuaciones por demanda y en marzo, 31.

En estos casos, cuando el lugar infestado es una propiedad privada, el roedor que suele dar más problemas suele ser el ratón. Pariente de la rata y de menor tamaño, este animal se ve desplazado de hábitats como las alcantarillas y se encuentra más cómodo en locales vacíos, bajeras en desuso, etc. La zona de Pamplona en la que más casos se denuncian es el Casco Viejo.

Vigilancia de las obras

Otro lugar en el que a veces pueden avistarse ratas son las zonas en obras. Muchas veces, los trabajos de construcción 'invaden' el subsuelo, hábitat donde se concentran las comunidades de ratas, y por ello no es infrecuente verlas corriendo por algunas escombreras.

Estos animales cohabitan con el ser humano en núcleos urbanos de todo el mundo.

Existen más de 50 especies que se incluyen en diversas subfamilias. A pesar de que su mordedura no es frecuente, la rata urbana, llamada 'parda' o 'Rattus norvegicus', es la responsable de la transmisión de enfermedades infecciosas como la rabia o el tifus, y de leptospirosis, salmonelosis y toxoplasmosis que pueden afectar al hombre y a otros mamíferos.

En caso de sufrir una mordedura es necesario acudir al médico con rapidez. Además, al ser animales omnívoros, representan un peligro para las reservas de alimentos.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra