Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TRIBUNALES

El jurado visita el lugar donde ocurrió el "crimen de Descalzos"

Un policía declaró que la suciedad en el piso "era tal que fue imposible encontrar huellas" para analizar

Actualizada Jueves, 29 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • GABRIEL GONZÁLEZ . PAMPLONA

El jurado popular que juzga el conocido como crimen de la calle Descalzosvisitó ayer por la tarde el piso donde vivía la víctima, el pamplonés Ángel Jiménez Jiménez, lugar donde tuvo lugar el acuchillamiento que acabó con su vida el 13 de enero de 2005.

Los miembros del tribunal, abogados y los once miembros del jurado realizaron una inspección ocular en la habitación donde ocurrió el crimen a petición de la acusación particular, ejercida por la familia de la víctima, y que pide 18 años de cárcel para dos mujeres que supuestamente estuvieron con la víctima (una lo niega) esa noche. El fiscal no acusa y las defensas piden la absolución.

El edificio, el 57 bis de la calle Descalzos de Pamplona pertenece ahora al Ayuntamiento y se encuentra cerrado. Una vez abierto el portal, y subidas una docena de escaleras, un angosto pasillo de 15 a 20 metros de longitud termina en la puerta de la habitación donde ocurrieron los hechos, un habitáculo lúgubre, sucio y desordenado de unos 12 metros cuadrados donde aún se aprecian detalles intactos desde la noche del crimen, como latas de cerveza, colillas en el suelo, tetrabriks de vino, y una mancha de sangre ennegrecida junto a la cama, donde apareció el cadáver. Los elementos del escenario también son los mismos: una cama, una mesilla donde aún reposa una carta a nombre del fallecido, una butaca, un televisor y un armario. Junto a esta habitación hay una pequeña cocina y un retrete, lo que completa todo el piso. Con la inspección ocular, la acusación quería que el jurado valorara la veracidad de las acusadas, que ofrecen versiones contradictorias.

Según un agente de Policía Nacional que declaró en la vista oral de la mañana, "la suciedad era tal que fue imposible encontrar huellas". Las únicas muestras de ADN encontradas, en unas latas de cerveza, pertenecían a uno de los tres acusados, el varón que falleció el pasado mes de febrero. También declararon los forenses, que afirmaron que el arma blanca entró hasta la empuñadura en el pecho y alcanzó el corazón. El juicio concluye mañana, cuando el jurado se retirará a deliberar sobre la culpabilidad o no de las dos acusadas.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra