Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TUDELA

Tudela abre una residencia para discapacitados intelectuales con problemática de conducta

El Gobierno foral destinará 800.000 euros anuales a este servicio, además de los cerca de 4 millones invertidos en las obras

Actualizada Miércoles, 28 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • DN . TUDELA

Ofertar una atención continua a personas con discapacidad intelectual con edades entre los 18 y 65 años que presentan una problemática de conducta añadida. Éste es el fin del centro residencial, pionero en Navarra y con capacidad para 15 plazas, que ha puesto en marcha el Gobierno de Navarra en el centro La Atalaya de Tudela. Cuenta con un presupuesto anual de más de 800.

000 euros, a los que hay que sumar los cerca de 4 millones de euros invertidos por el Ejecutivo foral en obras de adaptación de espacios y equipamiento para este servicio.

Su puesta en marcha se enmarca dentro del nuevo concierto establecido por el departamento de Asuntos Sociales con La Atalaya. Fruto del mismo el citado centro cuenta con 20 nuevas plazas residenciales que se suman a las 30 hasta ahora existentes. Del total de las 50 plazas, 15 de discapacidad intelectual ligera y moderada más complejidad conductual corresponden al nuevo servicio -antes había 4-. Las 35 restantes son de discapacidad intelectual severa y profunda -antes eran 26-.

En el nuevo concierto se ha incrementado la plantilla, además del presupuesto en más de un 48%. Se destinan casi tres millones de euros por año -en total son 12 millones para los 4 años de vigencia-.

Máxima calidad de vida

La inauguración del nuevo centro residencial en La Atalaya corrió a cargo de la consejera de Asuntos Sociales Maribel García Malo. Estuvo acompañada del alcalde de la ciudad, Luis Casado; la directora de la Agencia Navarra para la Dependencia, Begoña Rodríguez Marcos; la directora de La Atalaya, Belén Martínez Jarauta; y Josu Goicoecheandía Ibáñez, usuario de este servicio.

Como indicó la consejera , el hogar de los usuarios "va a ser esta nueva unidad" que, según dijo, buscará favorecer su integración social. "Aquí van a vivir los 365 días del año. Su finalidad es darles una atención residencial, en un entorno sustitutivo del propio domicilio, adecuada y adaptada a sus necesidades personales integrales. El objetivo es potenciar su capacidad de autodeterminación y procurarles la máxima calidad de vida con planes individualizados que contarán con programas específicos en el tratamiento del trastorno conductual", afirmó.

Añadió que, "además de los objetivos planteados para todos los residentes de La Atalaya, esta nueva unidad tendrá otros específicos, encaminados a paliar las alteraciones de tipo psiquiátrico o conductual que, junto con la discapacidad intelectual, están presentes en estas personas", indicó.

Casado animó a la consejería a que siga en esta línea "y a apostar entre todos por un mejor bienestar social impulsado por la propia ciudadanía" exigiendo a la administración estos servicios . Goicoecheandía afirmó que el centro es su casa. "Aquí me encuentro bien, soy feliz. Convivimos en familia", dijo.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra