Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

Si quieres participar en los espacios para el lector de Diario de Navarra, envíanos tus cartas o fotos

Normas de participación Envía tu carta

Olimpiadas blancas en Corea del Sur

08/02/2018Pedro Bueno Martínez

El día 9 de febrero y hasta el 25 se inicia en Pyeongchang, Corea del Sur, la vigesimotercera edición de las Olimpiadas de invierno. Se trata de un multideportivo evento internacional en el que competirán 2.900 atletas de 92 países por las medallas de 15 especialidades -tales como patinaje artístico, skeleton, saltos de esquí, snowboard, patinaje de velocidad sobre hielo, curling, esquí de fondo y esquí alpino-. La selección española, compuesta por unos 15 atletas, competirán en patinaje artístico y de velocidad, skeleton, snowboard, hockeey sobre hielo, esquí de fondo y esquí alpino.

Son las terceras Olimpiadas que se celebran en Extremo Oriente. Las iniciaron en Sapporo, en febrero de 1972, y Nagano en 1988, ambas japonesas. Las de Nagano fueron un fiasco económico mientras que las de Sapporo fueron un éxito general, sobre todo para los españoles ya que Francisco (Paquito) Fernández Ochoa logró la primera medalla de oro española de la historia en slalom especial. La expedición española, compuesta por el abanderado Paquito, Conchita Puig y Aurelio García, desfilaron con capa española y sombrero cordobés.

La segunda medalla, ésta de bronce, la conquistó Blanca Fernández Ochoa, hermana de Paquito, en las Olimpiadas de Albertville de 1993. Pudo ganar más medallas pero la suerte no le acompañó. Tal vez los hechos que más atrajeron la atención mundial hacia el esquí fueran precisamente extradeportivos.

Los protagonistas deportivos como Toni Sailer, Jean Claude Killy, Karly Schranz o las hermanas Goitschel quedaron un tanto oscurecidos por los problemas que en torno a ellos crecieron. El COI, presidido por el norteamericano Avery Brundage, sometió el esquí como chivo expiatorio de la confusión de la lengua “amateur” con la profesional.

En las Olimpiadas de 1956 en Cortina d´Ampezzo, se escandalizaban por la estela publicitaria de los ases del esquí. La primera Olimpiada “turística” de la historia fue la de invierno de Squaw Vallery, USA, protocolarizada nada menos que por Walt Disney. Organizaba estos eventos y se ganaba la vida muy bien el “ético” Avery Brundage. La mayor injusticia, entre otras, fue la humillante expulsión del austriaco Karl Schranz con el dorsal Nº 1 puesto - era el mejor- por haber ganado 50,000 dólares al año al margen de la competición.

Era frecuente entre las grandes estrellas olímpicas no ganar dinero y tenían que ganarse la vida en circos con pistas de hielo, solos o en parejas, y también dirigiendo estaciones de esquí -ahora son la mayoría profesionales-. Otro dato que me gustaría destacar es que el esquí nórdico fue pionero, y fue desplazado a inferior interés por el alpino y saltos de trampolín, espectacular y más interesante al ser televisados. Otro problema grave es el dopaje, pues 28 atletas rusos fueron sancionados en las Olimpiadas de Sochi 2014 (Rusia) por doping. A última hora , 15 de los sancionados han deseado participar pero el COI no los ha admitido.

Difícil pronosticar ganadores, pues la competitividad es enorme, y si nos basamos en la Copa del Mundo anual -torneo de la regularidad- un fallo no puede significar nada pero en las olimpiadas lo es todo. Por ejemplo: en un descenso puede que una docena de especialistas entren en el mismo segundo, lanzados a más de 100 kilómetros hora unos tres kilómetros; cierto que son, salvo error, los favoritos igual en femeninos que masculinos (Micaela Shiffrin, Lindsey Voon, Vitoria Rebensburg, Tina Weirather, Lara Gut, Sofía Goggia, Tessa Worley, Ragnhiild Mowinckel, Ted Ligeti, Fritz Dopfer, Marcel Hirscher, Beal Feuz, Peter Fill, Alexis Pinturaluitt, Kjetil Jansrud, Lud Svindal, son la élite, entre otros).
La mejor esperanza española es el gran campeón y patinador artístico, Javier Fernández, 4º en Sochi 2014. El espectáculo está servido, señores.

Selección DN+
Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
Buscar otras cartas


Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual