Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Guia de Salud
Menu Suplemento Salud
Salud

Los cítricos ayudan a prevenir los efectos nocivos de la obesidad

Estas frutas contienen gran cantidad de flavononas, un antioxidante muy beneficioso

Los cítricos ayudan a prevenir los efectos nocivos de la obesidad

Los cítricos ayudan a prevenir los efectos nocivos de la obesidad

Los cítricos, indicados para las patologías hepáticas.

ARCHIVO
Actualizada 23/08/2016 a las 08:52
Etiquetas
  • EUROPA PRESS. MADRID
Las naranjas y otros cítricos son muy saludables ya que contienen muchas vitaminas y antioxidantes que ayudan a mantenerse sano. Una nueva investigación ha demostrado que, además, ayudan a prevenir los efectos nocivos de la obesidad, como las enfermedades cardiovasculares, la diabetes o patologías hepáticas.

Así se deriva de una investigación en ratones alimentados con una dieta de estilo occidental alta en grasas, presentada en la 252 Reunión Nacional de Sociedad Americana de Química, la sociedad científica más grande del mundo.

"Nuestros resultados indican que en el futuro se podrán utilizar las flavanonas de los cítricos -una clase de antioxidantes- para prevenir o retrasar la aparición de enfermedades crónicas causadas por la obesidad en los seres humanos", explica Paula S. Ferreira, estudiante graduada que forma parte del equipo de investigación.

Más de un tercio de todos los adultos en Estados Unidos son obesos, según los Centros Estadounidenses para el Control y la Prevención de Enfermedades. Ser obeso aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades de corazón e hígado y diabetes, muy probablemente debido a estrés oxidativo y la inflamación, explica Ferreira.

Las células de grasa que acumula el organismo pueden dañar las células en un proceso llamado estrés oxidativo que habitualmente el cuerpo combate con las moléculas antioxidantes.

Las frutas cítricas contienen una gran cantidad de antioxidantes llamadas flavononas. Estudios anteriores habían vinculado las flavanonas de los cítricos con la reducción del estrés oxidativo en trabajos 'in vitro' y en modelos animales. Pero en esta nueva investigación se quería comprobar por primera vez sus efectos en ratones sin modificaciones genéticas alimentados con una dieta alta en grasas.

El equipo, de la Universidad Estatal Paulista (UNESP), en Brasil, llevó a cabo un experimento con 50 ratones, tratándolos con flavanonas que se encuentran en las naranjas, limas y limones. Se centraron en la hesperidina, el eriodictiol y la eriocitrina. Durante un mes, los grupos de investigadores alimentaron a los ratones con una dieta estándar, una dieta alta en grasas, una dieta alta en grasas con hesperidina, una dieta alta en grasas con eriocitrina y una dieta alta en grasas con eriodictiol.

La dieta alta en grasas sin flavanonas aumentó los niveles de marcadores llamados sustancias reactivas al ácido thiobarbiturico (TBARS) en un 80% en la sangre y el 57% en el hígado en comparación con ratones con dieta estándar. La hesperidina, el eriodictiol y la eriocitrina redujeron los niveles de TBARS en el hígado un 50%, 57% y 64%, respectivamente, en comparación con los ratones alimentados con una dieta alta en grasas sin flavanonas. Eriocitrina y eriodictiol también redujeron los niveles de TBARS en la sangre en un 48% y 47%, respectivamente, en estos ratones. Además, los ratones tratados con hesperidina y eriodictiol tuvieron una menor acumulación de grasa en el hígado y otros daños.

"Nuestros estudios no mostraron ninguna pérdida de peso debido a las flavanonas cítricos -precisa Cesar B. Thais, director del equipo-. Pero incluso sin ayudar a los ratones a bajar de peso, los hicieron más saludable con un menor estrés oxidativo, menos daño en hígado y bajos niveles de lípidos y de glucosa en la sangre".

Por su parte, Ferreira explica que "este estudio sugiere que el consumo de cítricos probablemente también podría tener efectos para personas que no son obesas pero tienen unas dietas ricas en grasas que les ponen en riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular, resistencia a la insulina u obesidad abdominal".

El equipo va a investigar cuál es la mejor manera de administrar estas flavanonas, ya sea en jugo de cítricos, por el consumo de la fruta o mediante el desarrollo de una píldora con antioxidantes. Además, el equipo planean realizar estudios con seres humanos, avanza César.

Comentarios

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual