Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
TIEMPO

Cómo combatir el calor si el termómetro supera los 35 grados

Cualquier persona expuesta durante un tiempo prolongado a una temperatura ambiental elevada es susceptible de sufrir un golpe de calor, un trastorno grave que puede causar la muerte

Un niño se refresca durante una ola de calor.

Un niño se refresca durante una ola de calor.

Un niño se refresca durante una ola de calor.

ARCHIVO/AFP
Actualizada 16/07/2016 a las 10:48
  • EFE . MADRID
Cada verano las altas temperaturas provocan golpes de calor que en algunos casos acaban en fallecimiento: más de una veintena el año pasado. Los profesionales sanitarios recomiendan extremar la precaución desde el momento en que los termómetros superen los 35 grados.

El pasado año, que fue especialmente caluroso, los servicios sanitarios de las comunidades autónomas comunicaron al Ministerio de Sanidad 24 fallecimientos atribuibles a golpes de calor, una cifra que no se superaba desde 2006, cuando hubo 21 muertes.

De ellos, 15 se registraron en Madrid, 2 en Andalucía, 2 en Extremadura, 2 en Murcia, 1 en la Comunidad Valenciana, 1 en La Rioja y 1 en Aragón.

Cualquier persona expuesta durante un tiempo prolongado a una temperatura ambiental elevada es susceptible de sufrir un golpe de calor, un trastorno grave que puede causar la muerte, ha señalado el doctor Javier García Alegría, jefe de servicio de medicina interna del hospital Costa del Sol de Marbella.

Los seres humanos tenemos unos mecanismos de regulación para mantener nuestra temperatura corporal dentro de unos límites que permiten que se desarrollen las funciones vitales, ha explicado este internista.

Un golpe de calor no es más que la pérdida de esos mecanismos por una sobreexposición térmica intensa que hace que la temperatura corporal suba por encima de los 40 grados, lo que provoca una alteración en las funciones vitales (cardiovascular, metabólica, respiratoria y neurológica).

Pero ¿cuánto tiempo hay que estar expuesto para sufrir un golpe de calor?. Depende de la temperatura ambiental y de la humedad.

Así, según el doctor García Alegría, miembro de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), la capacidad de nuestro organismo de eliminar temperatura a través del sudor "se reduce mucho" cuando la temperatura ambiental supera a la corporal (más de 36-37 grados).

Y cuando la humedad es elevada, también disminuye esa capacidad de eliminar temperatura a través de otro de los mecanismos: la respiración.

Fiebre de 40 grados, cefalea intensa y sequedad de mucosas, pero también dolor en las articulaciones, falta de visión o mareos son signos que pueden alertar de que se está sufriendo un golpe de calor, ha señalado doctor Juan Carlos Montalvá, coordinador del grupo de trabajo de urgencias de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen).

Aunque cualquiera puede sufrir un golpe de calor, hay colectivos especialmente vulnerables como las personas mayores, enfermos cardíacos, renales o con diabetes y los que toman determinados tipos de medicamentos como diuréticos.

"Todos ellos tienen disminuidas las capacidades de eliminar temperatura", precisa el doctor García Alegría.

Otro grupo también expuesto es el formado por personas sanas que realizan un esfuerzo físico importante con temperaturas altas, como pueden ser deportistas y trabajadores a la intemperie (agricultores y empleados de la construcción).

También los niños tienen más riesgo, en mayor medida cuanto menor es el peso, pero afortunadamente suelen estar, en general, bastante protegidos. Ello hace que haya menos casos de golpes de calor en estos pequeños que en los adultos.

Ante la sospecha de que alguien puede estar sufriendo un golpe de calor, lo primero que hay que hacer es refrescarle con paños húmedos o agua fría y darle de beber si está consciente después de haberle colocado a la sombra.

Si persisten los síntomas hay que trasladar al paciente a un centro de salud u hospital o avisar al 112.

Es muy importante actuar cuanto antes. "El golpe de calor entraña que la temperatura suba más de 40 grados, lo que conlleva ya un riesgo vital. Cuánto más tiempo se tenga esa temperatura, mayor es el peligro", advierte el doctor García Alegría.

Aumentar la ingesta de líquido, no exponerse al sol más de veinte minutos seguidos en las horas de más calor, buscar la sombra cuando no haya más remedio que estar al aire libre, vestir ropa ligera y protegerse con gorra o sombrero son algunas de las pautas a seguir para evitar un golpe de calor, ha señalado el doctor Montalvá.

Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual