Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Tecnología

Datos, datos y más datos en el comercio on line

María Sanz de Galdeano

María Sanz de Galdeano

María Sanz de Galdeano

Actualizada 23/09/2016 a las 11:04
Si alguna vez te rechazaron en una selección de personal tal vez pensaste que llegaría ese día en el que los responsables de tal decisión se llegaran a arrepentir. Esto lo debió pensar también un joven de Hangzhou (China) cuando fue el único candidato no aceptado por la cadena de restaurantes de comida rápida Kentucky Fried Chicken (KFC) en su selección de trabajadores de su ciudad. Pasó el tiempo y Jack Ma, aquel joven, montó el grupo Alibabá, alrededor de una enorme tienda on line, una especie de Amazon asiático. Actualmente el señor Ma es la mayor fortuna del gigante asiático y a principios de septiembre pudo resarcirse de aquel asunto juvenil, comprando la filial china de FKC. Durante esta semana ha sido noticia por esta última actuación pero constantemente genera titulares. Es un personaje interesante y original que mezcla lo que le gusta de cada cultura y cuya misión, dice, es el desarrollo de las empresas locales. Cuando en 2014 salió a bolsa constituyó la mayor salida de la historia de Wall Street, con un 38% de subida. Recientemente ha declarado que “lo que queremos en Alibaba no es más volumen de ventas, sino que queremos datos, todo lo que hacemos es para conseguir datos". Probablemente por esto también ha creado la plataforma de pago Alipay y diversifica en sectores de ocio y comunicación entre otros, manejando así cantidades enormes de datos de usuarios o BIG DATA, información valiosísima que recoge, cruza y procesa, permitiéndole conocer los patrones de comportamiento y consumo de millones de personas para posteriormente tomar decisiones acertadas de alto valor estratégico y empresarial.

Jack Ma y muchas personas emprendedoras tienen claro que el futuro del comercio electrónico pasa por dominar el BIG DATA porque sirve entre otras cosas para dar en la diana, acertar con cada usuario utilizando una adecuada y personalizada experiencia de compra, así como para emplear el mensaje y canal precisos en el momento oportuno y averiguando lo que el usuario quiere incluso antes de desearlo. Cuantos más datos se recojan y más variados e inmediatos sean, mejores serán los análisis y por tanto más inteligentes las decisiones que se tomen a partir de ellos. La revolución en el comercio es clara y en algunos sectores, como el de la moda, se ve cada vez más vital el uso de la información en tiempo real de los usuarios, sus tendencias y gustos. Existe una preocupación entre los diseñadores por los cambios tan rápidos y tan radicales que están sufriendo debido a la necesidad de inmediatez de sus clientes, que choca con las épocas anteriores donde las prendas que se observaban en un desfile tardaban alrededor de medio año en llegar a las tiendas. Ahora pocas personas están dispuestas a esperar medio año para tener la prenda que han visto en la pasarela y que desean comprar de manera inmediata.

Existen grandes empresas, como el Corte inglés, que tienen implantado un modelo de BIG DATA según el cual se predice al 80% si un cliente comprará finalmente online. Las pequeñas y medianas empresas no cuentan con tal cantidad de datos como para aplicar el BIG DATA, pero pueden disponer también de información, a menor escala o SMALL Data, que deberían usar y sacarle el máximo rendimiento. Así, existen herramientas que facilitan esta difícil labor, como por ejemplo las relacionadas con analítica web (gratuitas como Google Analytics) y otras con temas como SEO (para un mejor posicionamiento en los buscadores y por tanto una mejor visibilidad de la web).

Imanol Zubikarai junto a Jonathan Monreal (dentro del programa Pamplona Emprende del Ayuntamiento de Pamplona y CEIN) crearon la empresa SEOTIC al detectar la necesidad que tienen las empresas de mejorar su presencia en Internet, además de crear, gestionar y optimizar las tiendas de comercio electrónico. Analizan el mercado, los competidores, su presencia en internet y la mejor manera para llegar al segmento de clientes, además de optimizar las webs para mejorar su posición en buscadores. Imanol me cuenta cómo trabajan: “Para preparar e implantar una estrategia de posicionamiento en buscadores los SEOs trabajamos con datos y la mayor fuente para obtener estos datos está almacenada en los buscadores. A día de hoy se calcula que en Google se realizan más de 3 billones de consultas diarias buscando información, productos o servicios que el buscador almacena y clasifica en sus servidores. De esta manera Google sabe qué buscan los usuarios, cuántas veces se hace la misma búsqueda, y desde dónde se realizan. Nuestro trabajo consiste en conocer esa información y analizar los datos para seleccionar las mejores palabras clave. Con estos datos empezamos a planificar la estrategia de posicionamiento en buscadores para el e-commerce de nuestro cliente”. Recomiendo visitar su interesante blog donde encontramos un artículo de SEO para e-commerce en el que dan unas pautas para posicionar el comercio electrónico.

BIG o SMALL, lo que importa al comercio es saber usar esos datos después de analizar cuáles recoger y cómo hacerlo, con el objetivo de conocer de la mejor manera posible al cliente presente y al potencial, resolviendo de la forma más inteligente sus necesidades y problemas o incluso anticipándose, ofreciéndole un producto o servicio que quizás todavía no es consciente que necesite.

Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual