Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Saber más

'Star Wars' tiene su ciencia y a veces acierta

De ‘La guerra de las galaxias’ se suelen destacar más los errores científicos. Los tiene, y muchos. Pero también hay intuiciones que predijeron hace 40 años el futuro que vivimos hoy. El astrofísico Fernando Ballesteros viajó a Pamplona para hablar de ello

Ciclo 'Arte, Ciencia y Tecnología': La ciencia en 'Star Wars'

'Star Wars', la que es sin duda la saga cinematográfica de ciencia ficción más famosa, ha sido criticada en numerosas ocasiones por su falta de rigor científico y por el considerable número de errores que presenta.

UPNA
Imagen de R2-D2 y C-3PO, personajes de 'Star Wars'.

R2-D2 y C-3PO, personajes de 'Star Wars'.

25/10/2017 a las 19:20

Admite que es del otro bando. A Fernando Ballesteros Roselló (Valencia, 1969) le gusta La guerra de las galaxias, sí, pero lo suyo es Startrek. “Comparto más ese optimismo en el futuro gracias a la ciencia o los valores de colaboración. Star Wars es la versión capitalista, con piratas y corsarios que van a su beneficio y trabajan por los demás sólo a regañadientes”, dice este astrónomo que trabaja como jefe de instrumentación en el Observatori Astronòmic de la Universitat de Valencia. Pero a Ballesteros le lanzaron un reto. “Me dijeron que, con lo útil que resulta la ciencia ficción para enseñar ciencia, era una pena que Star Wars no se usase por sus errores. Yo creo en cambio que sí puede servir, que es un gancho para la ciencia, sólo que hay que potenciar sus aciertos”. De esos aciertos, de esas predicciones que resultaron correctas, vino a hablar este fin de semana a Pamplona, al Planetario, en una charla que organizó la UPNA.

Los errores son bien conocidos. Las explosiones y el fuego en el vacío, los sonidos, el desplazamiento de las naves, que se mueven en el espacio “como si estuviesen dentro de una atmósfera porque para hacer esas maniobras habría que asentarse en el aire”.... o las espadas láser. “Así, con el láser quieto, son algo casi imposible. Quizá podría ponerse un alambre con un espejo para que el rayo rebote una y otra vez... pero sería muy frágil. Sin embargo, los disparos láser, aunque son muy lentos, se mueven más o menos como lo hacen la realidad. Si grabaras un pulso láser a velocidad súper lenta, se parecería a los de la película”.

La saga de George Lucas también incluye intuiciones brillantes, ideas y artefactos que en los años 70 eran imaginaciones futuristas y están cerca de convertirse en realidad. “Un ejemplo claro son los robots y la inteligencia artificial, que hoy están a la espera de dar el paso definitivo”, indica Ballesteros, que señala que en aquella época los robots eran algo más propio de la ciencia ficción y de la literatura que de la realidad. “De hecho, los creadores de la película Naves misteriosas demandaron a Star Wars porque sus robots se les parecían demasiado”.

Tampoco había prótesis sofisticadas en los 70 y los guionistas ‘vieron’ que Luke Skywaler podría recuperar su mano con una nueva conectada a los nervios, como empieza a ocurrir hoy en día. “Hoy hay también retinas artificiales para gente que no puede ver, implantes cloqueares... Estamos comenzando a ser ciborgs. En eso La guerra de las galaxias fue un anticipo”.

En Star Wars se atreven por supuesto con los viajes interestelares, algo que hoy, está claro, tampoco podemos afrontar. “Sin embargo, ya se ven como posibles. No serán esos saltos de hipervelocidad de la película ni naves grandes, pero la tecnología está a punto de romper para que podamos mandar una sonda pequeñita hasta la estrella más cercana”, asegura el astrofísico, que recuerda que en la saga galáctica ya aparecen las paradojas temporales que implica la teoría de la relatividad. “Viajar a velocidades muy altas significa dilataciones del tiempo y contracciones del espacio. Por eso Luke y Leia tienen edades diferentes, a pesar de que son hermanos gemelos. Han viajado a velocidades diferentes”.

LOS MUNDOS DE 'STAR WARS'

En la saga galáctica sorprenden las naves, los seres y los mundos que imaginan: Alderaan, Anoat, Bespin, Corellia, Dantooine, Endor, Yabin... son algunos de los planetas del universo Star wars, y sólo teniendo en cuenta la trilogía original. “En la película hay mundos como Hoth, donde se desarrolla la batalla de El imperio contraataca, que están totalmente cubiertos de hielo. Hoy se sabe que la luna de Júpiter Europa o la de Saturno Encélado también lo están”, indica Ballesteros. “Tatooine (hogar de Luke Skywalker) es un planeta desértico, como lo puede ser Marte. Tiene dos soles y se sabe que hay planetas, aunque no sean muchos, que orbitan en torno a dos estrellas que giran una alrededor de la otra”. Incluso aparecen mundos que ya fueron. “El planeta Dagobah, donde vive Yoda, es la Tierra durante el periodo pérmico” (etapa de hace entre 299 y 251 millones de años, que terminó con una gran extinción masiva). “Lo que sí falla es que son planetas de un solo clima. Debería haber más variedad”.

 

Incluso lo que puede parecer un fallo, que todos los planetas tengan la misma gravedad (y que en todos los protagonistas anden igual de ligeros o pesados) puede haber sido un acierto. “Se sabe que los exoplanetas que se van descubriendo con entre 1 y 300 veces la masa terrestre, tienen una gravedad superficial de entre 0,5 y 2 veces la terrestre. Y Saturno, Urano y Neptuno, en su cubierta superior de nubes, también rondan la gravedad terrestre. Podría haber allí una ciudad nube” como la que regenta Lando Calrissian en El imperio contratataca.

Los aciertos, en todo caso, no son fruto del asesoramiento científico. “Hay mucho corta y pega de otras ideas, como las de Asimov por ejemplo, y poca vergüenza. Los aciertos vienen de la casualidad y del desparpajo”, reconoce Ballesteros. Y con las nuevas películas de la saga no ha mejorado la cosa. “Científicamente son coherentes con las anteriores, están todas en el mismo mundo y tienen los mismos problemas”.

Los robots, una intuición que asoma a la realidad
Aunque máquinas robotizadas como las de las fábricas existen desde hace décadas, hoy comienzan a verse robots que se desenvuelven aprendiendo de su entorno “El Roomba (el aspirador robótico) es un ejemplo” de una tecnología que ya intuyó 'Star Wars'. “Los humanoides también comienzan a verse ahora. Hace falta procesar muchos datos para que mantengan el equilibrio. Hoy empezamos a tener la potencia de cálculo suficiente”.
CLAVES

LAS CONFERENCIAS QUE VIENEN
El ciclo Arte, ciencia y tecnología: miradas diferentes a una misma realidad, que organiza la UPNA con la colaboración del Planetario y la Fecyt, sigue el 24 de noviembre viernes (19.30 h) con la conferencia Matemáticas de cine, a cargo de José María Sorando, catedrático de Educación Secundaria. El 1 de diciembre viernes Carlos Tabernero, profesor de la Autónoma de Barcelona, hablará de Salud, enfermedad e historia en el cine de Ingmar Bergman y el viernes 15 de diciembre Antoni Roig, de la Universidad Oberta de Cataluña abordará Visiones del progreso, diálogos entre cine y tecnologí(as).

DE PARODIA A HERRAMIENTA CIENTÍFICA
Investigadores de la Universidad de Harvard pretendían presentar un cortometraje divulgativo que parodiaba La Guerra de las Galaxias para explicar la fecundación del óvulo por parte de los espermatozoides, pero acabaron obteniendo un resultado inesperado. Usando las técnicas de animación de la industria del cine, Donald Ingber y Charles Reilly crearon un robusto programa de modelado virtual de moléculas que puede impulsar nuevos descubrimientos en bioquímica.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra