Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
INVESTIGACIÓN EN NAVARRA

Un análisis permite detectar mutaciones genéticas claves en el cáncer de pulmón

Investigadores de la Clínica Universidad de Navarra y del CIMA han descubierto este método, más sencillo que las biopsias o citologías

Actualizada 10/10/2016 a las 13:37
  • EFE. PAMPLONA
Un análisis de sangre permite detectar mutaciones genéticas que resultan claves en el cáncer de pulmón más frecuente, según concluye una investigación desarrollada por especialistas de la Clínica Universidad de Navarra y del CIMA.

Los especialistas han trabajado sobre el ADN circulante de pacientes con cáncer de pulmón no microcítico (de células no pequeñas) y ello les ha permitido determinar que localizar determinadas alteraciones posibilita conocer el pronóstico de la enfermedad tumoral y realizar un seguimiento frecuente y no invasivo.

El trabajo ha sido galardonado por la Academia Nacional de Bioquímica Clínica (NACB) en Filadelfia (Pensilvania, EE.UU.) y publicado recientemente en la revista científica Tumor Biology.

Según ha informado la Clínica Universidad de Navarra, los investigadores han analizado, en el ADN circulante obtenido de una muestra de sangre, varias mutaciones del gen EGFR (receptor del factor de crecimiento epidérmico) en pacientes con cáncer de pulmón no microcítico, un tumor que supone entre el 85% y el 90% de todos los cánceres de pulmón.



La presencia de mutaciones activadoras del EGFR permite seleccionar a los pacientes candidatos a recibir terapia con fármacos inhibidores de EGFR, que obtienen mejor respuesta que la quimioterapia tradicional. Por el contrario, la presencia de la mutación p.T790M en ese mismo gen se relaciona con la resistencia a dichos tratamientos.

El método convencional para la detección de estas mutaciones mediante biopsias o citologías presenta el inconveniente de la dificultad de obtención de las muestras y de la invasividad de los procedimientos necesarios para obtenerlas, mientras que el análisis del ADN circulante es una prueba no invasiva que permite realizar análisis periódicos para conocer la evolución de la enfermedad en el paciente y por tanto puede ser un complemento a las biopsias y citologías en pacientes oncológicos.

La técnica digital empleada para el análisis (PCR) ha conseguido, además, subraya el centro en un comunicado, detectar en sangre mutaciones no localizadas previamente en las muestras de tumor analizadas.

Este hecho puede deberse a la heterogeneidad de este tipo de tumores, que hace que distintas zonas del tejido tumoral puedan presentar diferentes mutaciones y que, por tanto, el tumor presente alteraciones no localizadas en la zona en la que se ha obtenido la muestra de biopsia.

La investigación ha revelado también que, gracias al PCR digital, es posible cuantificar el número de copias genéticas mutadas (con la alteración) y no mutadas, siendo que a mayor número de copias mutadas detectadas en plasma peor es el pronóstico, igual que a mayor número de copas no mutadas.

"Esto parece indicar que en el tumor se produce una amplificación del gen, de forma que se liberan a circulación mayor cantidad de copias de ese gen, por lo que cuanto más copias mutadas o no mutadas circulen, peor pronóstico presentará ese paciente".

La prueba PCR digital de estos análisis no es invasiva, se puede repetir, es "tremendamente sensible" y permite detectar alteraciones en sangre, orina o lavado broncoalveolar.

Su "gran ventaja" es que "es capaz de detectar la enfermedad antes de que sea descubierta mediante una prueba radiológica y en un momento en el que aún no supone un problema grave de salud".

Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual