Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ESTUDIO

La dieta vegetariana de los osos de las cavernas les llevó a la extinción

Extremadamente inflexibles en sus hábitos alimentarios, la reducción en el suministro de plantas condujo a su desaparición

La dieta vegetariana de los osos de las cavernas les llevó a la extinción

La dieta vegetariana de los osos de las cavernas les llevó a la extinción

Restos de un oso de las cavernas localizados en la sima de Amutxate.

ARCHIVO
Actualizada 23/08/2016 a las 14:41
  • EUROPA PRESS. MADRID
Un equipo internacional de científicos ha estudiado los hábitos de alimentación del extinto oso de las cavernas. A través de la composición isotópica en el colágeno de sus huesos, los expertos fueron capaces de demostrar que estos grandes mamíferos subsistían con una dieta puramente vegetariana.

Pero además, el estudio, publicado en 'Journal of Quaternary Science', ha determinado que ha sido esta dieta "inflexible" la que condujo a la extinción al oso cavernario, hace aproximadamente 25.000 años.

Hoy en día los osos pardos son omnívoros. Dependiendo de la época del año, devoran plantas, setas, bayas y pequeñas y grandes mamíferos. Del mismo modo, consumen en otras épocas peces e insectos. Pero "la historia del oso de las cavernas es muy diferente. Los nuevos hallazgos indican que los extintos parientes de estos osos pardos vivían en una dieta estrictamente vegetariana", ha resaltado el autor principal de la investigación, Hervé Bocherens.

El oso de las cavernas (Ursus spelaeus) vivió en Europa durante el período glacial más reciente, hace aproximadamente 400.000 años, hasta que se extinguieron hace unos 25.000 años. Con una longitud de 3,5 metros y una altura de 1,7 metros de hombro a hombro, estos osos se extendieron desde el norte de España a los Urales y eran notablemente más grandes que sus parientes modernos.

A pesar de su nombre, en realidad no vivían en cuevas, sólo las utilizaron para la hibernación. Sin embargo, la muerte eventual de animales en varias cuevas europeas a lo largo de varias decenas de miles de año, llevó a enormes acumulaciones de huesos y dientes de estos grandes animales en ellas.

Varios de estos huesos se encuentran en la cueva Goyet, en Bélgica, y han sido examinados por el equipo internacional dirigido por Bocherens, con un enfoque especial en la dieta del oso cavernario. "Estamos particularmente interesados en lo que comían exactamente los osos de las cavernas y si hay una conexión entre su dieta y su extinción", ha explicado el científico.

Ha sido a través del colágeno, un componente orgánico esencial del tejido conectivo en los huesos, los dientes, cartílagos, tendones, ligamentos y la piel, que se ha intentado obtener los datos de la dieta de este animal. El examen de la composición isotópica de los aminoácidos individuales en el colágeno demuestra que los osos vivían en una dieta estrictamente vegetariana.

"Al igual que ocurre actualmente con el Panda Gigante, los osos de las cavernas eran extremadamente inflexibles en cuanto a su comida. Suponemos que esta dieta poco variada, en combinación con la reducción del suministro de las plantas durante la última edad de hielo, condujo, en última instancia, a la extinción del oso cavernario", ha declarado Bocherens.

Anteriormente, había habido mucha especulación en cuanto a la causa de la desaparición de los grandes osos. Se hablaba de la creciente presión de la caza de los humanos, los cambios de temperatura, o la falta de comida. "Creemos que la dependencia de una dieta puramente vegetariana era una razón crucial para la extinción del oso cavernario", ha concluido Bocherens.

Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual