Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
    Vivir
FAUNA

Plan pionero en Navarra para seguir con GPS a un tipo de pájaro carpintero

Se enmarca en un proyecto europeo de protección del hábitat de las aves emblemáticas del Pirineo

El pico dorsiblanco cuenta en Navarra con un plan pionero de seguimiento con GPS.

Plan pionero en Navarra para seguir con GPS a un tipo de pájaro carpintero

El pico dorsiblanco cuenta en Navarra con un plan pionero de seguimiento con GPS.

Actualizada 13/10/2016 a las 13:18
  • DN.ES. PAMPLONA
Navarra promueve un plan pionero de seguimiento con GPS del pico dorsiblanco, una variedad de pájaro carpintero de la que la Comunidad foral acoge casi toda la población residente en España, estimada en unas cien parejas. Este plan se enmarca en un proyecto europeo de protección de hábitats de las aves emblemáticas del Pirineo (pájaro carpintero, urogallo, perdiz, mochuelo, etc).
Bajo el nombre de Habios (Habitat de Avifauna Bioindicadora de los Pirineos), desde ambas vertientes se va a trabajar para proteger y mejorar la calidad de los ecosistemas pirenaicos.

Todas las especies que viven en la cordillera son un buen indicador cuantitativo y cualitativo del estado de conservación de estos hábitats naturales. Se debe a que estas aves tienen tales exigencias ecológicas que, manteniendo su conservación se preserva el hábitat de otras especies asociadas, así como el aprovechamiento forestal, el pastoreo, la caza o el turismo.

Navarra va a poner especial énfasis en la conservación del pico dorsiblanco (Dendrocopos leucotos). En concreto, se ha refugiado en los hayedos pirenaicos, pero esa población ha quedado aislada y no puede conectarse con otros ejemplares.
En el marco de Habios, Navarra va a ensayar por primera vez el marcaje con emisores satélite de esta especie para obtener información hasta ahora desconocida sobre sus movimientos y la influencia de la gestión forestal.

Durante 2017 y 2018 se va a realizar un novedoso seguimiento de esta especie con tecnología GPS, no utilizada hasta el momento.

Además, se van a realizar prospecciones para completar el conocimiento de la distribución de la especie, y se volverán a censar áreas monitorizadas hace más de 10 años para conocer la evolución de las poblaciones en el tiempo. El mayor conocimiento de esta especie permitirá compatibilizar mejor sus requerimientos ecológicos con la explotación forestal de los bosques donde habita.

El 70% del macizo pirenaico está cubierto por bosque, pastos, matorrales y praderas de alta montaña, que constituyen los hábitats de varias especies de aves emblemáticas con gran valor patrimonial. Además, estos medios son el soporte de numerosas actividades socioeconómicas (aprovechamiento forestal, pastoreo, esquí, etc). El reto común es conjugar protección y desarrollo.

Según el diagnóstico realizado en las últimas décadas en los Pirineos, con el abandono del medio rural, la modificación del pastoreo o de la explotación de los bosques, algunos medios rurales se cierran. Muchos prados ya no se utilizan para pasto y, por tanto, desaparecen setos, arbustos y otras especies que proporcionaban alimento y refugio a muchas aves. Con ellos desaparecen también los espacios de reproducción y cría.

En la cordillera se conservan especies de avifauna que sirven de barómetro para conocer el estado de los ecosistemas. Los bosques pirenaicos conservan especies que requieren una gran extensión de territorio para satisfacer sus necesidades, como el urogallo. Otras, como el pájaro carpintero modulan el entorno fabricando estructuras que sirven a otras aves. Estos bosques son también el límite de distribución meridional del mochuelo boreal. En los medios abiertos de montaña se localiza la perdiz pardilla, mientras que las zonas más altas acogen las poblaciones más meridionales de perdiz nival.

MÁS DE DOS MILLONES

Habios cuenta con un presupuesto total de algo más de 2 millones de euros, y está financiado en un 65% por fondos FEDER de desarrollo regional, en el marco del programa POCTEFA de cooperación territorial España-Francia-Andorra para fomentar el desarrollo sostenible de la cordillera pirenaica. El proyecto está dotado en Navarra con 278.415 euros, de los que 180.970 son financiados por fondos europeos, y los 97.445 euros, por el Gobierno de Navarra. Las acciones se van a desarrollar entre los años 2017 y 2019.

Cabe indicar que el Ejecutivo foral participa en el proyecto a través de la empresa pública GANASA (Gestión Ambiental de Navarra, S.A.).

El programa arrancó el pasado mes de septiembre en Toulouse (Francia) con la primera reunión técnica de lanzamiento, a la que asistieron socios de ambas vertientes de la cordillera. Cabe destacar que Pamplona acogerá la primera reunión del Comité Técnico del programa, prevista para abril de 2017.

Participan en el proyecto organismos y asociaciones pirenaicas de ambas vertientes: Office National des Forêts, Office National de la Chasse et de la Faune Sauvage, Fédérations des Chasseurs Pyrénées, Observatoire des Galliformes de Montagne (Francia), Centre Tecnològic Forestal de Catalunya, Conselh Generau d’Aran Fundación Hazi Fundazioa (País Vasco) y Gobierno de Aragón.
Cabe recordar que el programa POCTEFA busca reforzar la integración económica y social de la zona fronteriza España-Francia-Andorra. En España, los territorios que forman parte del área de cooperación son: Navarra, Euskadi, La Rioja, Huesca, Zaragoza y Cataluña. En Francia: Pyrénées-Atlantiques, Ariège, Haute-Garonne, Hautes Pyrénées y Pyrénées-Orientales. También participa el Principado de Andorra.

Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual