Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca

Un 5º premio en un estanco de Estella

  • El negocio, que regenta Ramón Martínez, lleva años jugando a este número y él también resultó agraciado

Imagen de la noticia

Pablo Martínez Antona, Ramón Martínez Beruete y Carmen Antona Bejarano en el estanco que regentan en la Avenida de Yerri de Estella. R.A.

Imagen de la noticia

Mari Carmen Pagola se enteró en el estanco de que le había tocado. R.A.

0
Actualizada 23/12/2011 a las 01:01
Etiquetas
  • R.A. . ESTELLA

Mientras la casualidad hizo que la administración de lotería de Estella apenas repartiese dinero, también el azar quiso que el estanco ubicado en la Avenida de Yerri de la ciudad se estrenase con un buen "pellizco" para la medida de sus posibilidades. Unos 80 décimos del número 62.718 se habían vendido en este establecimiento que entregó a sus clientes un total de 180.000 euros, o 6.000 euros por décimo.

Una buena dosis de alegría, según reconocían los mismos estanqueros. De hecho, el establecimiento del que es titular Ramón Martínez Beruete y que regenta junto con su esposa Carmen Antona Bejarano, lleva años jugando a los mismos números, el 41.810, el 53.424 y el 62.718.

"Es curioso porque de este último, siempre traemos menos, porque la gente suele jugar más a los dos primeros. Pero esta vez se ha vendido mejor, quién iba a imaginar lo que iba a pasar", se extrañaba Carmen Antona. Al final se vendieron ocho series completas del mismo número y se devolvió tan sólo una. "Estuve a punto de quedármela, sólo por no devolverla, pero al final, no se porqué no la mandé", reconocía Martínez Beruete.

Podía haber sido mucho más, es cierto, pero el propietario del estanco también resultó agraciado, ya que había cogido un décimo para cada uno de los miembros de su familia, incluido Pablo Martínez Antona, que ha regresado desde Canadá para pasar las navidades en familia y que ayer ayudaba en el estanco. Los mismos números colgaban ayer de las estanterías, sólo que ya para el Sorteo del Niño. Mari Carmen Pagola, vecina de Bearin entró ayer a por uno y entonces fue cuando se enteró de que también le había tocado la lotería. "Cogí un décimo de cada número y he tenido suerte", confesaba casi sin habla por la sorpresa. Sin haber asimilado aún la noticia, ayer volvió a comprar otros tres boletos para el Niño.

A medias

El premio del estanco situado en la Avenida de Yerri de la ciudad del Ega estuvo muy repartido, ya que algunos boletos se jugaron a medias. Concha Casanova Pitillas, por ejemplo, tuvo la suerte de que un cliente le ofreció compartir el décimo que acababa de comprar y que aceptó. "Son 3.000 euros que me han hecho muchísima ilusión porque los va a notar toda la familia estas navidades". Ella recordó que en otra ocasión también resultó agraciada. "Ya me tocó la lotería una vez. Fue hace unos veinte años y me cayeron ocho millones de las antiguas pesetas. Lo mejor es que fue a cobrar el número que estaba llegado en Pamplona pensando que me había tocado lo puesto y me llevé una sorpresa increíble. Pero no importa, a pesar de que ahora es mucho menos me ha hecho una ilusión tremenda", comentó Concha Casanova.

¿A ti te ha tocado algo?

¿A ti te ha tocado? Fue la pregunta del día y en el Bar Restaurante Richard de Estella, pegado al estanco de la Avenida de Yerri que había repartido a sus clientes 180.000 euros, más. Tan cerca -todas esas tardes de partida de mus a escasos metros de la suerte- y tan lejos, el premio, para algunos. Para los que no compraron, claro, y solo de boquilla para los que sí lo hicieron pero no soltaron ni prenda. Y de estos "tímidos" agraciados hay muchos: los propietarios de los ochenta décimos del número 62.718 y algunos de ellos echaron ayer su partida de cartas como si tal cosa a pesar de que sus compañeros de juego preguntaran una y otra vez ¿a quién le ha tocado?

Algunos, no obstante, sí se desenmascararon tras mucho insistir. Uno de ellos fue el propio camarero que ayer atendía la barra de este bar por la tarde, Ángel Corrales Torres. Él es uno de los tres socios de este establecimiento hostelero -junto con sus hermanos Pedro y Eleuterio- y el número 62.718, el quinto premio vendido en el estanco de la Avenida de Yerri, él lo había comprado. "Siempre tengo la costumbre de coger lotería de todos los establecimientos que tenemos a nuestro alrededor. Es una tradición de toda la vida", aseguró.

Pero él, ayer por la mañana, era un hombre ajeno al sorteo. Estaba disfrutando de una tranquila mañana de caza cuando sobre las doce y media de la mañana sonó su teléfono móvil. Era su mujer, que le llamaba para darle la noticia: habían ganado 6.000 euros. "Pero no es solo para nosotros. El premio es para los tres hermanos y sus respectivas mujeres", indicó.

Él, por la parte que le toca, estaba ayer contento, pero más al haber repartido también suerte a sus clientes. "He vendido un número, no recuerdo ahora ni cual es, agraciado con la pedrea. Creo que he repartido 18.000 euros", comentó.

Alegría en un tercer piso

También una residente en la Avenida de Yerri, un tercer piso situado enfrente del estanco, fue agraciada. Paca Lostalé se enteró por la mañana en la tienda de alimentación anexa al estanco que ella era una de las afortunadas. Su marido había comprado uno de estos décimos, uno de los quintos premios de la Lotería. "Estoy encantada. Me he puesto muy contenta", aseguró esta zaragozana con residencia en estella desde hace casi medio siglo. Y encima sumó a la cifra el valor de varios décimos premiados del Bar Richard. "Tengo la costumbre de comprar para mis hijos y en el Richard cojo todas las semanas. Muchas veces he pensado lo voy a tener que dejar porque se va el dinero, pero esta vez ha tocado", comentó.

Un presentimiento

En otro establecimiento comercial de Estella, Carnicería Ernesto, su dueño estaba ayer un poco más contento. Así lo indicó textualmente Marcelino Posada García. Su comercio había repartido décimos terminados en 404, que se corresponden a las tres últimas cifras del segundo premio (53.404). "Hay mucha gente que todavía no se acaba de enterar y los que lo saben, claro, están contentos. Yo tenía el presentimiento de que iba a tocar y entre pedrea y terminaciones... Menos es nada. Estamos contentos", aseguró Marcelino Posada.




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra