Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
ENCUENTRO

La economía vista a través de 1.830 recibos de colegio

  •  Leopoldo Abadía, gurú de la economía española y autor del best seller "La Crisis Ninja", intervino ayer en el Club Virtual de Lectura de Diario de Navarra con un libro sobre la familia

Leopoldo Abadía

Leopoldo Abadía en el Club de Lectura de Diario de Navarra

0
16/12/2011 a las 10:36
  • ION STEGMEIER . PAMPLONA
Leopoldo Abadía debería reconocer que es más práctico que teórico. Ayer llegó al Club Virtual de Lectura de Diario de Navarra para hablar de su último libro, 36 cosas que hay que hacer para que una familia funcione bien (Espasa), pero nada más empezar reconoció que él no es de dictar recetas, sino más bien de recurrir a ejemplos, de contar anécdotas personales -generalmente graciosas- con las que ilustra la mayor premisa de su pensamiento: hay que tener sentido común. Para la economía, o para la familia.

Le avala haber experimentado mucho, tener vivencias para casi todo. Él, hijo único, de 78 años, junto a su mujer crió a 12 hijos. Entre que nació la primera, en 1959, y que pagó el último recibo universitario, en 2007, Abadía ha aprendido necesariamente qué es la austeridad, y a aplicarla. De hecho, junto a su esposa calculó que han abonado en este tiempo 1.830 recibos de colegio, es decir, entre 72 y 90 millones de las antiguas pesetas. Y los doce han terminado una carrera, 10 de ellos en Pamplona. Cien millones más. "¿De dónde los hemos sacado? No lo sé, sólo sé que no hemos atracado ningún banco", dijo ayer entre risas. El público que llenó la biblioteca de la sede del periódico en la calle Zapatería se rió bien a gusto. Y muchos, a la salida, hacían cola para comprar un ejemplar del libro y llevarse a casa una firma de este atípico ingeniero industrial, ITP Harvard Business School, y profesor del IESE durante 31 años. Sus hijos, además, en este tiempo le han dado 42 nietos, uno de los cuales se ha mudado a vivir con él y su mujer a Barcelona, ahora que pensaban que al fin se quedaban solos. Pero está encantado con "el del colegio mayor", según le llama, ya que ha ido a la capital catalana a estudiar.

NI 26, NI 36: 53

Abadía nunca pensó en escribir un recetario familiar. Después de sus exitosos libros sobre la crisis -su blog cuenta ya 4.300.000 visitas- Espasa le propuso un libro sobre la familia. Rescató entonces una conferencia que dio en 1983, en la que enumeraba 26 claves para que el grupo familiar funcionase. "Fue una conferencia de mucho éxito, había un señor que iba varias veces a escucharla y levantaba la mano para decirme que me había dejado algún punto", contó ayer. El caso es que en la editorial se confundieron y pusieron 36 en la portada, en lugar de 26. No importó, Abadía añadió más y finalmente le salieron 53. "Es que llegué a las 200 páginas y tenía que parar ya", bromeó.

Dio algunas pautas ayer, eso sí. Recordó que la familia está formada por individuos, "los hijos son diferentes, no puedes tratarles en grupo, la familia es una obra de artesanía", dijo. Defendió que hay que querer a los hijos como son "y no como nos gustaría que fueran". Y que hay que fiarse de ellos, no como una señora que dijo conocer con siete hijos a los que les pedía que cuando llegaran a casa la despertaran y le echaran el aliento para comprobar si iban borrachos o no.

En su casa sí ha habido algunas reglas. Durante la comida los que se levantan son los hombres, no se come con traje de baño, ni se dicen tacos. Es conveniente, también, que haya una persona mayor en el grupo. Eso también lo ha observado Abadía en este tiempo, quien recordó a la tata Margarita, que vivía con ellos, hacía unos bocadillos en cinemascope, por su forma alargada, y a la que trataban de usted pero ella les respondía a él y a su mujer de tú. La querían mucho y contribuía a educar a sus hijos, y a los amigos de estos.

Para Abadía lo importante es que los hijos salgan majos. Buena gente. Cuando repetían y repetían en el colegio él pensaba "qué caro", pero en el fondo lo que le interesaba es que le salieran buenos, como así dice que ha sido. Lo demás es tangencial. Una familia numerosa por definición es desordenada, por ejemplo. Y ¿que el niño repite muchos cursos? "¡Querría profundizar!", dijo con humor.

Pronto surgió la economía, era inevitable en un coloquio abierto como éste.

Las cosas están muy mal. Así lo dijo. Pero rechazó el pesimismo y los lloros. Él dio su definición de optimismo: "No es que "aquí no pasa nada", sino que hay que luchar con uñas y dientes para salir adelante", y puso como ejemplo la manera como se trabajaba en el programa de Buenafuente, donde cientos de personas trabajan 13 horas al día, o en Espejo Publico.

"¿Hay que trabajar más horas? Hombre, el que no las trabaje, sí", dijo. Pero, por ejemplo, el bar que suele frecuentar abre de lunes a domingo de 6.30 a 21 horas. "¿Cómo les dices que hay que trabajar más horas? ¿Cuáles?", preguntó. "Hay que trabajar mejor, o trabajas muy bien o pierdes el cliente, hay que darle vueltas a la cabeza, tenemos que reinventarnos", expuso. En Zaragoza recordó que firmando libros un hombre le preguntó: "Oiga he hecho 6.000 kilómetros por España y no encuentro clientes, ¿qué hago? "Otros 6.000", le contestó él.

En su opinión ésta no es una crisis económica, sino de decencia. "Ha habido mucho sinvergüenza y lo sigue habiendo, y ninguno está en la cárcel", dijo.

Muchas veces le preguntan si se iría de copas con Madoff. Por supuesto que lo haría. "Él copió una estafa de hace 120 años y engañó a los más listos del mundo. Le diría: eres un sinvergüenza, y ahora vamos a reírnos con esa copa". Lo malo, admitió, es que las crisis de decencia son más difíciles de arreglar. Su nieto mayor le escuchaba ayer con atención y media sonrisa. Dentro de dos meses, nuevo libro.





Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra