Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
ESTAMOS LEYENDO...

El ocupante, de Sarah Waters

Portada de 'El ocupante'

Portada de 'El ocupante'

Portada de 'El ocupante'

CLUB DE LECTURA
6
Actualizada 25/08/2011 a las 18:39
  • CLUB DE LECTURA.PAMPLONA
Un polvoriento día de verano llaman al doctor Faraday a Hundreds Hall, la mansión de los Ayres, en el desolado centro de una Inglaterra de posguerra que está cambiando aceleradamente. Faraday ya había estado allí cuando era un niño y su madre era una de las criadas de la casa.

Se había colado como un pequeño fantasma en las regias habitaciones y, fascinado por tanta belleza, había roto una moldura de los artesonados de un corredor y se la había llevado. Ahora, gracias a los sacrificios de sus padres, es médico, aunque con una posición social no muy cómoda en el rígido sistema de clases inglés, y piensa que esta visita es un golpe de suerte. Pero Hundreds Hall, como sus dueños, ya no es más que la sombra de sí misma.

Las tapicerías cuelgan en jirones, la carcoma se ceba en el interior de la casa y las malas hierbas arrasan los jardines. La señora Ayres aún es una señora elegante, que mantiene como puede su dignidad, aunque viva entre paredes desconchadas, sillones desvencijados y alfombras raídas.

Roderick, su hijo, ha vuelto de la guerra cojo, lleno de dolores y cicatrices, enfermo de los nervios. Se ocupa como puede, y puede mal, de la casa y de la hacienda y va vendiendo las tierras y la familia se va comiendo el capital. Su hermana Caroline, algo mayor que él pero aún en la veintena, independiente, excéntrica, masculina y no desprovista de encanto, ha tenido que volver a Hundreds Hall para ayudarlo.

Pero los Ayres no han llamado al doctor Faraday para que se ocupe de ellos, sino de Betty, la joven criada de catorce años, que quizás solo está enferma de miedo, aterrorizada por aquello que percibe en la casa. Porque siempre son los niños y los animales los primeros en advertir lo siniestro. Aunque nadie la cree, en Hundreds Hall se oyen ruidos inexplicables, se ven sombras fugaces y marcas de fuego en las paredes y las cosas más familiares pueden volverse atrozmente perversas...
Dispone usted de dos opciones para disfrutar de la
oferta digital de Diario de Navarra:
  Usuario registrado DN +
  GRATIS 3 €/semana
Acceso a contenido gratuito, boletines y alertas genéricas
Podcast primera hora
Acceso ilimitado web a contenidos +
DN+ diario y DN semanal para tablet
Aplicación móvil
Alertas personalizables
Ventajas y descuentos del Club DN
  ¡Regístrate gratis! ¡Suscríbete por 3€/semana!


  • anonima
    (02/09/11 09:34)
    #6

    Pedazo de libro: emocionante, con mucha tensión y lo mejor a mi gusto es la ambientación tardo victoriana y los PERSONAJES, creíbles y llenos de matices. No he podido dejarlo, pero es que es un libro bueno, bueno. No dejéis de leerrrrrlooooo, merece la pena totalmente.

    Responder

  • Ana laura
    (28/08/11 19:53)
    #5

    He estado enganchada 10 días a este libro sin poder dejarlo. Buenísimo!!!

    Responder

  • Pablo
    (26/08/11 11:35)
    #4

    Una pasada de libro. Buscaré más libros de Sarah Waters...

    Responder

  • Enrique
    (26/08/11 11:33)
    #3

    Un libro genial. Hacía muchísimo tiempo que no disfrutaba tanto con un libro. He estado totalmente enganchado hasta que lo he terminado.

    Responder

  • Estel
    (19/08/11 12:54)
    #2

    Me apetece leerlo. Tiene buena pinta y no conozco nada de esta escritora. Me lo compro y a leer. Vienen días de piscina, sol y tiempo libre para dedicarlo a un buen libro.

    Responder

  • leeresvivir
    (18/08/11 13:10)
    #1

    Sarah Waters es una de las mejores escritoras contemporáneas y mejora con cada novela. Esta tiene todos los ingredientes para gustar a los paladares más exigentes. Bebe de las fuentes de Edgar Allan Poe, de Emily Bronte, Dickinson.. pero no deja de tener una prosa actual y muy fácil de seguir. Es una buena propuesta para el verano, y de mucha calidad literaria.

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual