Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Una cena cambió su vida

Paloma Sánchez-Garnica declara su fascinación por la escritura

Paloma Sánchez-Garnica en el club de lectura de Diario de Navarra

Paloma Sánchez-Garnica en el club de lectura de Diario de Navarra

Actualizada 06/02/2017 a las 11:53
Etiquetas
  • José Ignacio Roldán

"Para escribir hace falta experiencia vital. Si yo hubiera empezado con 20 años, habría fracasado porque a esa edad se escribe sobre uno mismo", explicaba Paloma Sánchez-Garnica el pasado 31 de enero en el club de lectura de Diario de Navarra, cuando presentaba Mi recuerdo es más fuerte que tu olvido.

Y es que Paloma terminó su primera novela a los 43 años, después abandonar la carrera de Geografía e Historia a los 19 para casarse, tener dos hijos, estudiar puericultura, auxiliar de clínica, Derecho y oposiciones a registrador, ejercer la abogacía y retomar la carrera de Geografía e Historia, que era lo que realmente le gustaba.

Con esta trayectoria a sus espaldas, un amigo le hizo ver durante una cena en 2004 que para dejar huella hay que tener un hijo, plantar un árbol y escribir un libro. Cumplidas las dos primeras condiciones, en el coche de vuelta a casa anunció a su marido que se proponía escribir una novela. De modo que "el 9 de enero de 2004, a las 9 de la mañana, después de dejar a mi hijo en el colegio, escribí la primera línea de El gran arcano".

Cuenta Paloma que escribió la novela porque "lo hice sin responsabilidad, me lo pasé bien y mi marido decía que le gustaba. Fueron 9 meses, como un embarazo y un parto. No tenía aspiraciones, pero los amigos la leyeron y dijeron que estaba bien. Así que en 2005 llamé a varios agentes y tres de ellos pujaron por mi novela. Me quedé con Plaza & Janés y se publicó en junio de 2006".

A partir de ahí, "ya todo fue un regalo. Sabía que tenía que saborear aquello porque, aunque volviera a escribir, no volvería a ser lo mismo. Así que empecé la segunda novela con mucha reticencia porque no sabía si había sonado la flauta por casualidad".

La autora de La sonata del silencio confiesa que "hay momentos muy malos. Hay veces que piensas que estás perdiendo el tiempo y sientes mucho desasosiego". En esos momentos, el apoyo de su marido ha sido clave. "Soy muy vulnerable y él es mi equilibrio. En cualquier trabajo sabes si lo estás haciendo bien, pero aquí estás muchos meses sin saberlo. Por eso es importante alguien que te acompañe en la euforia y que te resitúe cuando estás perdido. Para eso es fundamental verbalizar. A mí me da reparo darle a la editora la novela antes de terminar y hablar con él me ayuda a resolver momentos en donde no sé por dónde seguir".

Desde ese punto de vista, Paloma considera que la vanidad es necesaria para este oficio, "pero hay que saber gestionarla porque, si no sabes hacerlo, te crees lo que no debes. Yo la necesito porque el reconocimiento del lector me da firmeza, la certeza de que lo estoy haciendo bien y que merece la pena lo que hago".

El perdón

Mi recuerdo es más grande que tu olvido es la obra que presentó en Pamplona. Está basada en la historia que una mujer, hoy una buena amiga, contó a Paloma Sánchez-Garnica y que la escritora ha adjudicado a Carlota, quien a los 12 años se entera de que tiene un padre y unos hermanos que no conoce.

Para la autora, escribir la novela ha supuesto una verdadera catarsis. "Me dijo que no podía perdonar a sus padres porque no podía entender la razón de su existencia. Eso me hizo pensar en el sentido de pedir perdón y perdonar. Creo que el perdón libera tanto al que lo pide como al que lo da. Perdonar es el acto más generoso que podemos hacer con nosotros mismos. Pero no supone olvidar. El olvido no es voluntario y cuanto más te empeñes, más se hará evidente el recuerdo. Tampoco se trata de justificar, porque hay cosas injustificables. No significa reconciliar porque a veces es imposible, sea quien sea. Y si la afrenta es un delito, tampoco impide que la ley siga su curso. Sí que es cierto que el que perdona se quita la sensación de rencor y el afán de venganza. Al final el perdón supone la reconciliación con uno mismo. A Carlota se le da la oportunidad de perdonar después de mucho tiempo y creo que es la base fundamental de la novela."

Los personajes

Esta novela ha tenido una dificultad que no han tenido otras. "En esta había muchas cosas de mi propio yo, de Paloma, no de Julia, ni de Carlota. Era mi discurso y tuve que hacer un esfuerzo de contención y echarme atrás y dejar a los personajes expresarse sin imponerles mi criterio sin hacer que pensaran como yo. A partir de ahí ya todo fue de otra manera".

Cuando escribe, Paloma tiene la sensación de estar viviendo entre los personajes. "Al principio los conozco poco. Es como si llegaran a mi casa y se instalaran las 24 horas del día y forman parte de mi vida. Convivo con ellos, duermo con ellos". Este es uno de los aspectos que más le agradan y que le hacen pensar que la escritura es tanto o más fascinante que la lectura: "Yo recomiendo escribir. No hace falta publicar para escribir, no confundamos. Si alguien me dice que le gusta escribir, le digo que escriba. Puede conseguir una sensación muy relajante, es como si te metieras en un cuarto desordenado y ordenarlo".

Antes de terminar, Paloma Sánchez-Garnica cuestionó vehementemente el concepto de literatura femenina. "No nos planteamos si los hombres escriben para mujeres o para hombres. En cambio las mujeres parece que solo escribimos para mujeres. No, yo soy un ser humano que escribe y cada lector es un ser humano con sus circunstancias y distinto a otro. ¿Los hombres escriben en masculino? Yo creo que, cuando se discrimina, pierde el discriminado y el discriminador".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra