Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
Víctor del Árbol presentó "La víspera de casi todo"

Cara a cara con el premio Nadal en Tudela

Actualizada 17/10/2016 a las 10:00
  • Jesús Manrique
Cuando todavía era un niño y veía pasar una Perseida por el cielo barcelonés en pleno mes de agosto, Víctor del Árbol repetía un deseo: "Quiero ser escritor, quiero ser escritor...". No fue fácil. Se metió seminarista, fue mosso d'escuadra durante 20 años, pero no se resignó y se negó "a pasar la vida de sueño en sueño, esperando algo que casi nunca llega", como el mismo explicó.

Su primera novela, El peso de los muertos, llegó en 2006, le siguió La tristeza del samurái (2011) Respirar por la herida (2013) y Un millón de gotas (2014). Logró importantes premios internacionales y un reconocimiento que comenzó primero en Francia -"si no es por Francia me muero de hambre", reconoce- y que en España alcanzó lo más alto este mismo año con el Nadal a su última obra, La víspera de casi todo.

El pasado 27 de septiembre, Víctor del Árbol la presentó en la Casa del Almirante de Tudela como inicio del curso en la capital ribera del Club de Lectura de Diario de Navarra, que cuenta con la colaboración de Castel-Ruiz, representado en el acto por el concejal de Cultura, Javier Gómez Vidal. A la cita acudieron alrededor de 30 personas y fue presentado por José Ignacio Roldán, director de Comunicación del Grupo La Información, editor de Diario de Navarra.

Fueron casi dos horas en las que cada frase que pronunciaba el escritor obligaba a la reflexión. Una reflexión sobre su libro, La víspera de casi todo, pero también sobre la vida en sí misma.

Su obra narra dos historias que se cruzan en Galicia, la de Germinal Ibarra y la de Paola. Ambos tienen en común que huyen de su pasado y buscan refugio en la Costa de la Muerte, y se entremezclan con la vida de otros personajes también claves en el argumento y que llevan a un final sorprendente.

El pasado y el dolor

Y es que el pasado y el dolor son la clave de este libro y también de otros anteriores del autor catalán. "La tierra de nuestras raíces es el pasado. El pasado es fundamental cuando construyo un personaje. No solemos pensar en que la reacción de una persona tiene un por qué y seguramente ese por qué está en el pasado. El pasado explica nuestro presente y me interesa mucho la voz del olvido. Lo que no se cuenta se pierde y, además, da la oportunidad de que alguien reinvente ese pasado", explicó en su exposición ante el público tudelano.

Y es que en La víspera de casi todo hay amor, odio, torturadores, torturados y, como el mismo definió, "mal disfrazado de bien". "Cuando un amigo viene a consolarte y te dice 'ya te lo dije', quiere quedar por encima de ti. Yo he trabajado en violencia de género y he escuchado a mujeres decir que 'mi marido no quiere que salga con mis amigas, pero es que me quiere mucho'. Estas actitudes, llevadas al extremo, hay ocasiones que acaban en psicópatas", relató.

También se habló de otra curiosidad, y es que, tras incidir en que en sus novelas coincide la importancia del pasado y el dolor en los personajes, todas empiezan con la muerte o el sufrimiento de un niño, como muestra de la pérdida de la inocencia, y terminan en el mar (salvo La tristeza del samurái) "como ejemplo de esperanza, de un horizonte abierto".

"Me decían que mis novelas eran muy duras, pero la literatura no se construye con buenos sentimientos. Si todos fuésemos felices, no necesitaríamos la literatura. Nos muestra lo que somos y lo que queremos ser", añadió el autor, quien, a pregunta de una de las asistentes al acto, explicó el por qué del título del libro. "Siempre estamos en víspera de algo que casi nunca llega, porque lo que ha llegado es el pasado y no lo podemos cambiar", respondió el escritor.

El Premio Nadal

Por último, Del Árbol habló sobre el Premio Nadal. "Tuve mucho éxito en Francia y he recibido premios muy importantes en el extranjero, pero no son el Nadal, que ha supuesto un reconocimiento a que lo que haces merece la pena. Un premio así lo cambia todo y lo recordaré siempre. No me da miedo, me da mucha alegría", reconoció antes de recibir un gran aplauso del público al concluir el acto.

El amor en la 3ª edad, tema de su próxima novela

Víctor del Árbol también adelantó durante su presentación en Tudela de qué tratará su próxima novela: el amor en la 3ª Edad. Un argumento que surgió en una conversación con su familia. "Hablando con mi madre hizo un comentario sobre su vida sexual, nada fuerte, y mi hermana le dijo que no hablara de esas cosas. Eso me hizo reflexionar. ¿Por qué las personas mayores no tienen derecho a hablar de esos temas? ¿Por qué está bien visto en una de 25 años y no en otra de 75?", explicó el escritor. A partir de ahí, Del Árbol decidió empezar a estudiar estas situaciones. "Decidí hurgar en cómo puede ser una última vida para alguien que tiene 75 años, le quedan 10, 15 o 20 por delante y que todavía está en plenas facultades y tiene ganas de vivir, de sentir y saber cómo lo vive. Es un tema muy, muy, muy interesante y creo que saldrá", señaló el ganador del último Premio Nadal.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual