Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
EL REGALO DE ELOY MORENO

La isla de la gente distinta

Eloy Moreno presentando

La isla de los sueños y de gente distinta

Eloy Moreno presentando "El regalo"

Actualizada 17/10/2016 a las 10:31
  • José Ignacio Roldán
Eloy Moreno convirtió la presentación de su última novela, El regalo, en el club de lectura de Diario de Navarra en un divertidísimo monólogo, lleno de cargas de profundidad, y calado de intervenciones de un público entregado, que llenó la biblioteca de Zapatería, 49, sede del club.

El regalo habla de cumplir los sueños sin esperar a que ocurra un hecho dramático para cambiar de vida y Eloy Moreno citó las dos frases con las que arranca la novela: "Incluso los que dicen que no se puede hacer nada por cambiar el destino miran al cruzar la calle", de Stephen Hopkins, y "Si tú no trabajas por tus sueños, alguien te contratar para que trabajes por los suyos", de Steve Jobs. Esta última "lo debería poner en el diploma cuando terminas la carrera", dijo el escritor, y añadió: "El 80% quiere al terminar que le den trabajo. En EEUU quieren tener una empresa. Esta frase es un empujón para los que empiezan y es la esencia de La Isla".

Sobre esta base, Eloy Moreno –funcionario en excedencia- comenzó a explicar el proceso de elaboración de la novela. Ideó un lugar donde vivirían personas que habían cambiado su destino en un momento dado y encontrar personas que encarnaran esas historias. "la mayoría de las cosas que cuento en los libros son cosas que han pasado de verdad"

De manera que comenzó buscando un lugar que se pareciera a la idea que él tenía de su pueblo imaginario y lo encontró en Alarcón (Cuenca), un pueblo rodeado casi por completo por el río Júcar. Hoy, Alarcón ha colocado por el pueblo varias de las frases que ilustran la novela de Eloy Moreno y organiza visitas guiadas basadas en la novela.
En La Isla de Eloy Moreno vive "gente rara, frikis", personas con una escala de valores diferente, sobre todo en su sistema educativo. El autor habla de una enseñanza que incluya, por ejemplo, los primeros auxilios o el emprendimiento. Contó que conoció el caso de una niña de 9 años había salvado la vida de una mujer y todo porque a la niña le habían dado un cursillo. "Imaginad ahora si es una asignatura". Del emprendimiento afirmó que hay que introducirlo en la educación porque "al fin y al cabo, todo está relacionado con el dinero: desde que te levantas hasta que te acuestas".

"La gente –dijo Eloy- cambia fundamentalmente cuando pasa por situaciones comprometidas". Y eso es lo que pasa a los personajes que aparecen en La Isla, personajes inspirados en la vida real algunas de cuyas historias explicó Eloy Moreno al público presente en la sala, algunos de ellos verdaderos fans.

Una de las historias es la de un administrativo sentado 14 años en una silla que soñaba con ser fotógrafo y que hoy hace reportajes de viajes de novios viajando con los propios novios. También el de una familia que lo dejó todo y se fue a Irlanda para que sus hijos estudiaran inglés dos años. Un caso análogo surgió durante la presentación del libro en Pamplona.

Para que Tito tenga una vida plena

El caso que levantó carcajadas del público fue el de quien ideó la web paraquetitotengaunavidaplena.com en la que un joven malagueño -Tito- pedía cosas gratis: desde tener 5.000 amigos en Facebook a montar en globo pasando por aprender a hacer jabón. "Un día se presentó en su casa una mujer con un cubo de sosa cáustica, hicieron en una tarde 200 pastillas, las vendieron en un mercadillo y dieron dinero a una ONG. Pero lo mejor fue cuando pidió dormir una noche en un iglú y lo consiguió… gracias a que Volvo convocó un concurso que lo ganaba quien más amigos tuviera en Facebook".

Otros de los temas que aborda en la novela son lo que cuesta decir "te quiero" entre padres e hijos o la contradicción de enviar flores cuando se muere un amigo o un familiar y no hacerlo en vida, cuando de verdad es efectiva esa demostración de cariño.

Eloy Moreno, que reconoció que en fondo la novela habla de la gente distinta, terminó contando tres cuentos a su audiencia, relatos que se encuentran publicados en Cuentos para entender el mundo, un libro que acaba de autoeditarse, como hiciera con El bolígrafo de gel verde.

Comentarios

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual