Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca
JUAN GÓMEZ-JURADO Y 'CICATRIZ'

Un cadáver en el Club de Lectura

Juan Gómez-Jurado

Un cadáver en el Club de Lectura

Juan Gómez-Jurado presentando "Cicatriz" en el Club de Lectura

Calleja
0
Actualizada 16/02/2016 a las 13:20
Etiquetas
  • Ion Stegmeier
Con las primeras palabras del coordinador del Club de Lectura, José Ignacio Roldán, cuando solo le había dado tiempo de dar la bienvenida y apenas había indicado que Juan Gómez-Jurado se escribe con guión intercalado, la cabeza de éste ya estaba disparada e imaginaba que los cientos de libros que revisten las paredes de la Biblioteca de Diario de Navarra se desplomaban sobre Roldán o que uno de los tubos fluorescentes se descolgaba del techo y empalaba al presentador que, mientras tanto, seguía desgranando apaciblemente las claves de su biografía.

Es un vicio que tiene. A veces cuando está con gente, piensa en cómo matarlas y torturarlas. Y eso que asegura que los novelistas son gente de bien, no como los poetas. "Una vez fui a una reunión de poetas y al salir me costó ponerme la chaqueta; llevaba varios puñales detrás", señaló.

Era la segunda vez que llegaba al club y lo hacía con su novela Cicatriz. Le gusta el contacto con los lectores, de hecho la sesión de ayer se alargó más de lo habitual y él seguía pidiendo preguntas. Le gusta mucho también la relación con los lectores vía Twitter, Facebook y email. "Algunas cartas que recibes te hacen el día soportable", dijo. Recibe entre cuatro y cinco correos a la hora. Dice que en su teclado tiene las teclas G, R, A, C, I y S desgastadas. Escribe más de 80 correos al día.

A Roldán algunas preguntas le contestó y otras no. Cuando éste se interesó por el motivo de que haya tantos personajes huérfanos en sus novelas, sí: "Yo soy huérfano", respondió. "Me identifico mucho con determinados sentimientos, me interesa la sensación de estar desconectado de una línea familiar más cercana, y en una novela aparecen tus obsesiones", explicó. En cambio respecto a la razón de la cicatriz de su frente solo dijo que fue causada por algo que le ocurrió en su infancia, que no iba a contar, y que ya ha relatado en uno de sus libros.
También hubo confesiones a regañadientes, que contó pero que dijo que no le gustaba mucho hacerlo. Por ejemplo cuando admitió que para escribir Cicatriz (Ediciones B) se aisló de todo en el Valle de los Caídos. "Es la única manera de no tener ninguna tentación, aunque a la tercera semana los hábitos de los frailes empiezan a ser tentadores", bromeó.

Si no, es imposible. En su día a día escribe artículos para ABC; participa en el programa Julia en la onda, en Onda Cero; contesta a los lectores, y se acuerda de los chinos (ver despiece), así que sólo puede escribir 4 o 5 horas al día como mucho. ¿Y por qué sitúa sus novelas en Estados Unidos? En El Paciente sale un neurocirujano al que le dicen "o matas al presidente o matamos a tu hija". "En España, con lo que cobra un neurocirujano, en vez de 400 páginas me hubieran salido dos capítulos, y el segundo sería sobre los avales recibidos para una petición de indulto del neurocirujano", manifestó.
Hay cosas que no se pueden trasladar, "el teatro se hace a dos metros de altura del público en el escenario porque si no la gente te taparía la vista", comparó.

Juan Gómez-Jurado (Madrid, 1977) podría hablar de subgéneros de la novela negra durante horas. Comparó, por ejemplo, qué distinto sería, dentro del género, que se apagara la luz del Club de Lectura, apareciera José Ignacio Roldán muerto y los asistentes se pusieran a investigar quién había sido o, por ejemplo, que recibieran una llamada diciendo bajo la silla de uno de los asistentes había una bomba y tuvieran que resolver dónde. Ahí, en esa segunda opción, habría suspense. También citó el cozy noir, que es cuando el asesinato es resuelto por una mujer que hace apaciblemente crucigramas en su casa en pueblos pequeños donde todos se conocen, o la novela negra romántica, que es cuando la protagonista es chica y se enamora del que todo el mundo cree que es el asesino (uno de cada tres libros de Mary Higgings Clark, según dijo con sorna).

Los caminos del negro son inescrutables. Se puede analizar desde el punto de vista matemático, también. Gómez- Jurado vive con una psicóloga que le ayuda a escrutar la mente humana. Según dijo la proporción de psicópatas en las sociedades occidentales es de 1 cada 500 habitantes. Con un rápido cálculo cifró en 1.100 los psicópatas que viven en Navarra." No todos son Hannibal Lecter, solo es un trastorno en la capacidad de generar empatía con los demás, es gente que vive entre nosotros y son excepcionalmente útiles en determinadas funciones como bancos, Recursos Humanos o Partidos Políticos y no es un chiste", apuntó.

En Cicatriz se cruzan las historias de un programador informático que se convierte en sospechoso de asesinato y la de una chica ucraniana con una cicatriz; es un thriller, pero también una historia de amor.

Para escribirla viajó a Ucrania donde conoció las caravanas de hombres norteamericanos que van a Odesa, a una discoteca que abría a mediodía y de donde salían parejas con un contrato para tres años (el tiempo necesario para obtener la ciudadanía norteamericana).

Las cuentas de los chinos

Las cuentas de José Ignacio Roldán eran claras: "Has vendido cinco millones de libros, a nada que te quede un euro por libro...", le dijo entre risas. Gómez-Jurado dijo que la cuenta no es exactamente así. En algunos casos, por ejemplo, el beneficio que saca es de 35 céntimos por ejemplar. Paga un 52% de impuestos y tiene que pagar a su agente literario. Y luego están los chinos. Allí los royalties no se estilan, y las editoriales, las librerías, los medios, todo está en manos del gobierno. "He vendido un millón de libros en China y he ganado 3.000 dólares", dijo, de los que luego tuvo que pagar a Montoro y a su agente. Además, no son cinco, va por los seis millones de libros vendidos.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual