Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
UNA REFLEXIÓN SOBRE EL FUTURO DEL ENCIERRO Y LOS SANFERMINES

Pedro Charro presentó "Fin de fiesta"

Pedro Charro en la presentación de

Pedro Charro en la presentación de "Fin de fiesta"

EDUARDO BUXENS
0
Actualizada 05/06/2014 a las 17:32
Etiquetas
  • CLUB DE LECTURA DN
La presentación del libro "Fin de fiesta. Crónica de una muerte en el encierro" en el Club de Lectura de Diario de Navarra acabó convirtiéndose en un debate entre su autor, Pedro Charro, y los asistentes sobre el futuro de la carrera y, por extensión, de los Sanfermines.
Pedro Charro, profesor de Derecho de la UPNA y columnista de Diario de Navarra recoge en su libro las distintas posturas sobre el encierro que afloraron inmediatamente después de la muerte de Daniel Jimeno el 10 de julio de 2009. Frente al gesto voluntario de jugarse la vida en unos segundos de carrera delante de los toros, Charro encuentra la oposición de quienes consideran injustificable que se ponga en riesgo la vida de las personas y la de quienes lo tachan de acto de maltrato a los animales. Los primeros piden medidas que eviten las muertes o su supresión; los segundos, directamente su erradicación.
En ese encendido debate entre el derecho al libre albedrío y la posición de quienes anteponen la seguridad de las personas o los derechos de los animales al ejercicio consciente de la libertad individual, en ese cruce de opiniones y acusaciones, emerge la voz del padre de Daniel rogando a Yolanda Barcina que "cuide la fiesta".
Uno de los aspectos más debatidos fue qué cifra de muertos puede soportar el encierro sin que se tomen medidas drásticas relacionadas con el reglamento de participación o incluso su desaparición del programa de fiestas. En opinión de Charro, si el año pasado hubiéramos lamentado la muerte de varias personas en el montón de entrada a la plaza, nos hubiéramos planteado seriamente la reglamentación del encierro e incluso su continuidad.
Otro de los aspectos que se tocaron fue la motivación que tiene un corredor para jugarse la vida en el encierro. El autor cree que hace unos años tenía que ver con una demostración de virilidad, con el cumplimiento de la tradición ancestral que pasaba de padres a hijos y que reporta la íntima satisfacción de haber sobrevivido. Hoy, sin embargo, correr en el encierro tiene que ver más con otras razones fruto de su popularización. Charro cree que el encierro está perdiendo el alma porque cada vez son más los corredores de fuera y menos los de casa, y el impulso que les mueve a correr a estos últimos no es el mismo.
Un hecho constatable que amenaza al encierro es la extensión del sentimiento de protección hacia los animales, plasmado incluso en una declaración de derechos que sorprende al autor por su proximidad a los derechos humanos. Al mismo tiempo, siguen existiendo situaciones de pobreza y marginación que para estos colectivos parecen quedar en segundo plano: "Entre tanta conducta inhumana entre humanos, se abre paso la compasión hacia los animales". Pedro Charro cree que la amenaza del "animalismo" es tanto más preocupante para el encierro cuanto más se asocia a una opción de progreso.
Tan amenazadas o más que los encierros lo están las corridas de toros. Si las corridas desaparecieran, no tendría sentido el encierro. Además, Charro es también de la opinión de que también desaparecería el toro de lidia puesto que su único destino es el toreo. Si el encierro desaparece del programa, estaríamos hablando definitivamente del final de la fiesta.
En su libro, Pedro Charro va más allá: "Siguen siendo unas fiestas poderosas, participativas, alegres, repletas de imágenes y momentos logrados, pero al mismo tiempo resultan insoportables, ruidosas, desaforadas y repetitivas". Añade que ya no se sabe estar en la fiesta, "puede que sea la fiesta lo que haya terminado, la que haya terminado, la que ya no cumpla su antigua función y se haya convertido en otra cosa. No hay más fiesta. O si la hay, pero en su envoltorio".




Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra