Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Sucesos
Guardia Civil

Desarticulado en Cáceres un grupo criminal dedicado a la caza furtiva y la taxidermia

Los agentes han detenido a cinco personas y han investigado a otras tres por "su relación directa" en 25 delitos

Desarticulado en Cáceres un grupo criminal dedicado a la caza furtiva y la taxidermia

Material incautado por la Guardia Civil en la operación 'Aspicientis'.

@guardiacivil
Actualizada 12/08/2017 a las 11:01
  • Efe. Mérida

La Guardia Civil ha desarticulado un grupo criminal organizado dedicado a la caza furtiva en fincas de la comarca cacereña de Campo Arañuelo, cuyas acciones, dirigidas a obtener exclusivamente la cabeza de los animales, han causado un perjuicio patrimonial de unos 200.000 euros.

En concreto, los agentes han detenido a cinco personas y han investigado a otras tres por "su relación directa" en 25 delitos contra la flora y la fauna y dos de receptación por taxidermia ilegal, así como de maltrato animal y encubrimiento.

La operación policial, denominada 'Aspicientis', ha permitido localizar más de 170 trofeos de caza, entre ciervos, muflones, gamos, corzos, jabalíes y cabras montesas en talleres clandestinos de taxidermia, domicilios, naves y explotaciones agrarias.

Estas instalaciones, relacionadas con los ahora detenidos, estaban ubicadas en las localidades cacereñas de Talayuela y Navalmoral de la Mata, han informado este sábado fuentes del instituto armado a través de un comunicado de prensa.

Las investigaciones se iniciaron a raíz de varias denuncias interpuestas por propietarios de distintas fincas rústicas de la zona por delitos de caza ilegal, principalmente de jabalíes, ciervos, muflones y gamos.

También fue denunciado el abatimiento de dos búfalos de agua de una conocida finca del término municipal de Casatejada (Cáceres).

Los autores extraían la cabeza con los cuernos o colmillos, y dejaban el resto del cuerpo del animal en el lugar donde era abatido.

Estas prácticas furtivas eran realizadas en horario de tarde y noche, en fincas y parajes declarados como "cotos privados de caza", en un radio de actuación de unos treinta kilómetros de la localidad cacereña de Saucedilla.

Según las citadas fuentes, la mayor parte de estas incursiones furtivas coincidían con el inicio de la temporada cinegética, momento en el que las piezas suelen presentar las condiciones óptimas para su caza.

A raíz de las pesquisas iniciadas, la Guardia Civil interceptó a a tres vecinos de Saucedilla cuando viajaban en un turismo, en cuyo interior fue encontrado un rifle del calibre 243 win, monotiro, con mira telescópica y silenciador, además de un cuchillo de caza.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra