Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Sucesos
Incendios

Los bomberos dan por controlado el incendio de Pedrógrao Grande, Portugal

La preocupación se centra a unos 40 kilómetros al norte, donde otro millar de efectivos trata de contener el avance del fuego en Góis y la vecina Pampilhosa da Serra

Foto del humo cubre el bosque quemado de Alto do Soeirinho.

El humo cubre el bosque quemado de Alto do Soeirinho.

EFE
Actualizada 22/06/2017 a las 08:48
Etiquetas
  • Efe. Pampilhosa da Serra

Portugal logró este miércoles dominar el mortífero fuego desatado el pasado sábado en Pedrógão Grande, aunque el combate sigue en Góis y Pampilhosa da Serra, también en el centro del país, con focos que se han reavivado.

El gran incendio fue dado como dominado por la tarde, según anunció en rueda de prensa el comandante de Protección Civil de Portugal, Vítor Vaz Pinto, quien explicó que el fuego no va a avanzar más allá del perímetro establecido, de 153 kilómetros de extensión.

Aun así, las autoridades mantendrán todo el dispositivo en el terreno -trabajan en este municipio unos 1.200 efectivos-, ya que dentro de ese perímetro existen bolsas que no han ardido y podrían producirse reactivaciones.

Con este progreso en Pedrógão Grande, la preocupación se centra a unos 40 kilómetros al norte, donde otro millar de efectivos trata de contener el avance del fuego en Góis y la vecina Pampilhosa da Serra, hasta donde se han extendido las llamas.

Debido al aumento de las temperaturas y a los fuertes vientos, "ha habido muchas reactivaciones durante la tarde" en todo el perímetro de estos dos focos, avanzó a la prensa el comandante de Protección Civil en la zona, Carlos Tavares, quien confió en que consigan controlar las llamas durante la noche.

Una quincena de medios aéreos trabajan en la zona, en la que 27 aldeas de estos dos municipios han sido desalojadas debido a los incendios, aunque en tres de ellas ya se ha autorizado el regreso de los vecinos a sus casas.

A la labor de los profesionales se unen vecinos que abren sus casas a los desalojados, voluntarios que preparan comida para alimentar a los bomberos, médicos que atienden a víctimas y familiares y trabajadores como Nuno Monteiro, que ha cerrado su taller mecánico en Góis para reparar camiones de bomberos.

"Desde que comenzó el fuego el pasado sábado, no he parado de hacer salidas a todas las horas, por la mañana, durante la tarde o de madrugada para reparar camiones de los bomberos que están apagando el fuego", explicó a Efe.

El último balance de víctimas mortales, aún provisional, se mantiene en 64, todos en Pedrógão Grande, mientras que los heridos superan los dos centenares en el conjunto de los municipios afectados.

Por el momento no se han ofrecido datos oficiales de las hectáreas que han sido arrasadas por las llamas.

Pedrógão Grande se ha convertido en la mayor tragedia forestal de la historia reciente de Portugal y, aunque los esfuerzos se centran en el combate a las llamas y el apoyo a las víctimas, se empieza a discutir cuáles las causas del fuego.

Hasta ahora, la versión que manejan las autoridades es que el incendio se inició en la tarde del sábado por el impacto de un rayo en un árbol seco, que prendió fuego y rápidamente se propagó por la zona ayudado por los factores meteorológicos adversos, tal y como indicó la Policía Judicial (PJ) el domingo.

Sin embargo, el presidente de la Liga de los Bomberos portugueses, Jaime Marta Soares, manifestó sus dudas sobre que fuese un rayo el causante del devastador incendio y dijo que el fuego había comenzado horas antes de que se produjese la tormenta seca y la caída del rayo.
La PJ ya ha anunciado que va a llamar a Soares para que aporte todos los elementos de los que dispone para defender que la causa no fue una tormenta seca.

En los municipios afectados han comenzado los funerales de las decenas de víctimas que han dejado las llamas, como el del bombero de Castanheira de Pera que murió en el hospital tras quedar gravemente herido en el incendio de Pedrógão Grande.

Este funeral contó con la presencia de las máximas autoridades del Estado -el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa; el primer ministro, António Costa, y el presidente de la Asamblea de la República, Eduardo Ferro Rodrigues-, así como de los líderes de los principales partidos políticos.

Todos ellos, desde distintos lugares, también rindieron homenaje a las víctimas con un minuto de silencio a las 12.00 horas GMT.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra