Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
San Fermín 2014

La Pamplonesa agita el amanecer con las Dianas

  • La lluvia ha podido con las ganas de público y músicos y ha impedido que la banda municipal completase el recorrido previsto

Dianas sábado 12 de julio. San Fermín 2014

Un vistazo al jolgorio y buen ambiente de las Dianas del 12 de julio, antes de que se interrumpieran por culpa de la lluvia.

MIGUEL CIRIZA
Una joven baila las canciones interpretadas por la Pamplonesa en las Dianas

Una joven baila las canciones interpretadas por la Pamplonesa en las Dianas

Miguel Ciriza
0
Actualizada 13/07/2014 a las 19:23
Etiquetas
  • Miguel Ciriza. Pamplona
La mañana del sábado amanece en el Casco Viejo de Pamplona y sus calles son un hervidero. La plaza del Ayuntamiento, seccionada por el vallado del encierro, está abarrotada y atravesarla cuesta esfuerzo y empujones. Los corredores del encierro más tempraneros ya están cogiendo sitio y se mentalizan para ponerse delante de los toros. Tienen un gesto serio en la cara y el cuerpo en tensión, sabedores de lo que se juegan.

No lejos de allí, en la calle Nueva, otro grupo de gente se está amontonando para disfrutar de otro acontecimiento menos solemne pero muy querido por los amantes de la juerga sanferminera: las Dianas.

"¡Esa, esa, esa, esa Pamplonesa!", corean los asistentes. La mayoría llevan toda la noche despiertos y para ellos el comienzo de la música es la culminación de otra vigilia sanferminera que se instalará, con o sin lagunas, en su memoria y en la de los que les han acompañado. Para los menos, de mayor edad que el resto, es una excusa perfecta para empezar el día rodeados del júbilo que engulle el centro de la ciudad en estas fechas.

El director de la banda municipal La Pamplonesa, la encargada de poner la animación y alma de las Dianas, alza la batuta y se hace un silencio momentáneo; después indica el inicio de la primera canción y la gente comienza a bailar, botar y canturrear a viva voz las melodías de la orquesta.

Con los orígenes fijados en 1876, las Dianas son uno de los eventos más antiguos de la agenda festiva. Por aquel entonces la banda de música era la de la Meca acompañada de bandas militares, txistularis y otros músicos. No es hasta finales de los años 60 cuando La Pamplonesa se hace cargo de la música.

El repertorio es selecto; cinco canciones anónimas o 'aires populares' que fueron recogidas e instrumentalizadas por Silvano Cervantes, también fundador de la Pamplonesa en 1919. "¡La dos, la dos!", grita un corrillo al lado de la sección de viento de la orquesta al que rápidamente se unen las personas de alrededor en su petición.
La música se reinicia y la comitiva se dirige poco a poco hacia la plaza San Francisco. Una vez llegados allí, los nubarrones del cielo no esperan más y descargan un siri-miri que cala en la ropa. "Se va a suspender", se rumorea, y el giro de 180 grados que el recorrido de La Pamplonesa hace así lo confirma.

La banda no deja de tocar todavía y la juerga sigue. "¡La tres! ¡la cinco! ¡la uno!", las canciones se conocen popularmente por el número del uno al cinco con el que están emparejadas, y así sucesivamente hasta que se llega al comienzo de la calle Nueva junto a la plaza Consistorial.

La Pamplonesa se alinea en paralelo frente al director y toca su última pieza, la número cuatro, rodeada de una multitud que quisiera seguir con el correcalles pero a la que la lluvia se lo impedirá:  "¡Quinto levanta tira de la manta, quinto levanta tira del mantón, quinto levanta!". Termina la canción y la comitiva se dispersa; los integrantes de la banda desaparecen rumbo a sus casas para descansar y recuperar fuerzas mientras la audiencia permanece un rato in situ porque para muchos la noche no se ha acabado todavía y para otros el día no ha hecho más que comenzar.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra