Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
San Fermín 2014
San Fermín 2014
RECUERDOS DE SAN FERMÍN

Cuando su Majestad americana perdió la cabeza y fue al quirófano

  • Hace veinte años, el Rey americano sufrió un traspiés y quedó decapitado. La rápida actuación de los restauradores de la Comparsa es clave para arreglar los daños

Mari Ganuza, junto a la Reina europea

Mari Ganuza, junto a la Reina europea

KIKE FERNÁNDEZ
0
09/07/2014 a las 06:00
Etiquetas
  • MICHELLE UNZUÉ. PAMPLONA
Siempre impacta ver una figura sin cabeza pero, si mide cuatro metros y viste ropajes reales, el asombro se incrementa. Los ocho gigantes de la Comparsa de Gigantes y Cabezudos de Pamplona han sufrido más de un percance durante sus bailes sanfermineros, aunque en la retina de muchos espectadores hay uno que sorprendió especialmente: el 14 de julio de 1994, el Rey americano perdió el equilibrio y se quedó sin cabeza tras caer al suelo.

El arreglo exprés de los restauradores de la Comparsa facilitó que, con abrazaderas, cinta adhesiva y unos listones de madera, el monarca recuperase su dignidad, y su cabeza, muy rápidamente.

Cada año, en febrero, los 25 miembros de la Comparsa comienzan su particular paso por la ITV para estar en perfectas condiciones antes del 6 de julio. "Los que más sufren son los zaldikos, como van al raso se pegan bastantes golpes. Los kilikis se dan golpes con las puertas, y las orejas de los cabezudos sufren mucho cuando les dejan en el suelo. Los gigantes no lo pasan tan mal, igual las manos son las que sufren más desperfectos. Últimamente hemos notado que la gente tiene la mala costumbre de arrancar a las figuras los botones de los trajes", explica Mari Ganuza Senosiáin, restaurador desde 1982 y uno de los rostros más conocidos, y representativos, de la Comparsa.

Los gigantes se elaboran con cartón fallero de Valencia y tela, y las otras figuras con papel de estraza. Cuando ocurre algún incidente, la mirada de los restauradores se dirige hacia la Reina europea: antes guardaba entre sus ropajes unas herramientas de emergencia, y ahora esconde unas correas de reserva.

En 2013, la Reina negra también sufrió un traspiés y pudieron retocarla de manera provisional durante la hora del almuerzo en Teresianas. Allí hay una especie de taller 'portátil' para reparar las averías al instante. Más tarde, cinco miembros de la Comparsa estuvieron recomponiendo a la reina hasta las tres de la madrugada. "Si estuviesen hechas de poliéster se secarían enseguida, pero es necesario esperar a que se seque la cola de carpintero", prosigue Ganuza.

Antes de la llegada de los San Fermín, los preparativos para que todo salga a pedir de boca son minuciosos: se realizan un par de recorridos nocturnos para ver si hay que podar la rama de algún árbol, y también se solicita que los banderines de la calle se ubiquen a una altura superior a los cuatro metros.

Además, el horario del recorrido se cumple a rajatabla, con precisión milimétrica, y se avisa a los locales con un 'saludo' para que sepan a qué hora la Comparsa se detendrá para realizar su baile. Sin embargo, la afluencia masiva de gente o el estado del piso son los peligros más importantes que acechan a los protagonistas de este colorido desfile.

"Ahora se baila mejor que nunca, la gente tiene más dominio de los gigantes y su estructura y hay muy pocos accidentes. El día 6 es el más peligroso porque la gente está muy desmadrada. Hay mucho pata y guiris que no dan importancia a la Comparsa. La mayor tensión la vivimos con la salida de la Comparsa en la avenida del Ejército por los coches, en el Casco Viejo no hay problemas", concluye Mari Ganuza.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra