Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
San Fermín 2014

El Chupinazo en la Estafeta con el inglés de fondo

  • Más de doscientas personas, muchas de ellas extranjeras, celebran juntas en un piso de la Estafeta su comienzo de las fiestas

El champán y las ganas de pasarlo bien no faltan entre los invitados de Noel Chandler

El champán y las ganas de pasarlo bien no faltan entre los invitados de Noel Chandler

Miguel Ciriza
0
Actualizada 06/07/2014 a las 19:33
  • Miguel Ciriza. Pamplona
En el piso de Noel Chandler en la Estafeta todo el mundo va vestido de rojo y blanco y los bordados de los pañuelos atestiguan que los que los portan llevan unos cuantos Sanfermines a sus espaldas. Aunque se escuche sobre todo el inglés los asistentes a la celebración del Chupinazo en este piso, decorado con multitud de fotos de encierros y corridas, conocen Pamplona y la fiesta tan bien o mejor que muchos pamploneses. Son un nutrido grupo de devotos que vienen cada año desde lejos para celebrar y disfrutar de los Sanfermines y de los amigos que han hecho a lo largo de los años.

Noel, uno de los corredores del encierro que dio su testimonio en el documental 'Encierro', está en Pamplona cada seis de julio desde hace cinco décadas; Joe Distler lleva otras tantas haciendo lo mismo; Maggie, quien tiene alquilado un piso justo enfrente, ha vivido más de quince Sanfermines, y así sucesivamente.

Se lanza el cohete, seguido desde el balcón y la televisión al mismo tiempo, y las botellas de champán francés se van descorchando conforme más gente llega al piso, que tiene un balcón en la Estafeta y otro en Calderería, hasta ocuparlo casi por completo. Los viejos amigos venidos desde Estados Unidos, Reino Unido, México, Cuba y diversos puntos de España se funden en abrazos; la emoción y la alegría del rencuentro entre los foráneos mas leales a San Fermín llenan las habitaciones del piso.

También llegan algunos locales, sobre todo corredores del encierro de renombre, y enseguida son recibidos como amigos de toda la vida. La fusión de gentes y nacionalidades en el piso de Noel es un buen ejemplo de por qué Sanfermines ha sido y es una de las fiestas más internacionales del planeta.



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra