Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página HIBERUS | Google Plus Hemeroteca Edición impresa DN+ Tablet
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete
El Tiempo: Cargando...

La Hemeroteca

SAN FERMÍN 2016

PERSONAJES DE LA FIESTA

"Se me conoce más como mulillero que como pelotari"

Txema Zabalza se estrenó como mulillero en 1996 rebotando de un lado a otro porque el caballo le arrastró. “Esto me gusta”, se dijo.

Txema Zabalza, mulillero.

Txema Zabalza, mulillero.

Txema Zabalza, mulillero.

ELÍA
2
Actualizada 31/07/2013 a las 10:02
Etiquetas
  • JOANA PERNAUT. PAMPLONA
En 1996 recibió una llamada del jefe de los mulilleros, Javier Soto. "¿Quieres ser mulillero?", le preguntó. Y él no dudó. Su debut, aquel año, llegó rebotando de un lado al otro, porque en la plaza de toros, en el minuto de silencio por Germán, los caballos los arrastraron a él y a sus compañeros. Cuatro acabaron en la enfermería, uno "jubilado de por vida" y él no se hizo nada. "Esto me gusta", se dijo entonces. Y hoy, son ya 18 los años que Txema Zabalza Monreal, pamplonés de 42 años, lleva formando parte del grupo de los diez mulilleros de los Sanfermines.

Este empresario de redes de distribución valora que a este mundo se llega de la mano de conocidos y que el requisito es saber manejar caballos. Su conocimiento le viene de familia porque su bisabuelo poseía sementales en Noáin y otra parte de la familia criaba caballos en Sangüesa. De niño, Zabalza iba a montar y se compró el primero con su dinero cuando tenía 19 años. Ya en 1990 tomó las riendas de un negocio de caballos en Labiano, hasta 1998. "He ido aprendiendo a dominar caballos. Me subía en ellos y a botar, porque no te traían caballos buenos. Con ellos he degustado la satisfacción personal de dominar a una fiera", confiesa.

A Zabalza, ejercer de mulillero le ha permitido vivir las fiestas de otra manera y tener "bonitas experiencias", como cuando le toca montar a los niños en los caballos. Además, opina que su trabajo no resulta tan anónimo como pueda parecer. "Si tienes algún incidente en la plaza, la gente se da cuenta y te pregunta", afirma. Es más, dice que se le conoce "más como mulillero que como pelotari". A este deporte se dedicó cuando dejó los caballos en Labiano y ha jugado durante 20 años. En la actualidad, sólo lo hace como aficionado, lo que le permite estar en forma para las mulillas, informa quien en fiestas tiene que correr, pero junto con los caballos.

Ahora Zabalza no es de ponerse delante de los toros en los encierros. "A los 17 años sí salía, pero en estos momentos veo que tengo más que perder que ganar". ¿Siente miedo a las astas? "No tener miedo es ser tonto ¿no? Más bien lo controlo", matiza. Como mulillero debe manejar los caballos, "que salen agitados y se asustan en la plaza". Y en su trayectoria Zabalza también ha vivido algún susto. "Una vez un toro nos saltó delante y me rozó la cara", recuerda impasible.

UN PAR DE CENAS Y SOBRINOS

En este sentido, añade que al torero lo ve "con mucho respeto y admiración". "En nada se parece a lo que nosotros hacemos. Él siempre se juega la vida", reflexiona. Entre los toreros y los mulilleros, en boca de Zabalza, no hay mucho trato. "Ellos bastante tienen. Nosotros nos relacionamos más con los pastores y los trabajadores de la plaza". Junto a ellos, Zabalza asiste al espectáculo que se da en la plaza, sin ponerse nervioso o alterarse. "No soy excesivamente emocional", califica. Desde su posición mira al público que hay en la plaza: "Hay una creencia de que en Pamplona no se sabe de toros, que la gente no mira al ruedo y no es cierto".

Sus padres no han sido muy sanfermineros, aunque suelen subir a las mulillas con los dos sobrinos de Zabalza. A él, en cambio, siempre le han encantado las fiestas y más desde que es mulillero. "Siempre las pillo con ganas y con mucha responsabilidad. Me gusta formar parte del ambiente y aportar”, declara. Quizá, por eso, exclama: “No me planteo dejarlo. ¡Yo, hasta que me echen!".

A su vez, informa de que los mulilleros cobran y que algunos dejan la cantidad recibida en la Casa de la Misericordia. "Es un dinero que viene bien para darse un par de cenas, pero nosotros ejercemos de mulilleros por el ambiente", sentencia.


  • Arturo
    (10/07/13 12:37)
    #2

    Tranquilo, que yo no te conozco ni por lo uno ni por lo otro.

    Responder

  • Pilota-ri
    (10/07/13 11:06)
    #1

    este ha sido pelotari? sera en el Fronton Lopez no?

    Responder


Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba
© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual