Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Opinión
Análisis

Con la venia señor juez

José Murugarren

José Murugarren

Actualizada 20/04/2018 a las 09:59

Prometo decir la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad. Ni soy parte ni testigo, solo observador preocupado y lector ávido del proceloso caso de presunta violación múltiple a una joven en los Sanfermines de 2016. Por ese ataque hay una víctima que a buen seguro cuenta los días y las noches esperando un fallo que le dé amparo y cinco personas encarceladas con carácter preventivo. Hace 138 días que la causa se vio en un juicio en la Audiencia Provincial y todavía no se ha producido sentencia. Sorprende señor juez que el juicio más mediático de este curso, el que concita la atención y seguimiento de medios de comunicación de todo el país, el que consternó a media España, el que ha colocado en primer plano de la actualidad las agresiones sexistas en Pamplona y ha cuestionado la imagen de los Sanfermines arrastre tanto tiempo sin un veredicto.

Me consta señor juez, que ustedes se quejan de que tienen los juzgados repletos de casos pendientes, de que son pocos, de que no llegan..., pero impartir justicia debería parecerse a gestionar una casa. Administrar es poner en la mesa los asuntos pendientes que intranquilizan (generalmente muchos) y priorizar los importantes sobre el resto que probablemente también lo son. Permítame señoría que transmita un convencimiento: si la causa de la presunta violación grupal ha producido tanto impacto público es porque figura muy arriba en la clasificación mental de las preocupaciones ciudadanas.
Medios de comunicación, acusados, testigos, víctima, letrados, policías que atendieron a la joven, periodistas, fiscal…, se pronunciaron hace tiempo. Ahora les toca a ustedes. ¿Complicado? Claro que sí. Tienen en sus manos dirimir si consideran probada la agresión sexual como sostiene la fiscal y los letrados de la víctima o admitir la petición de la defensa de los acusados que sugiere que no hubo imposición violenta sino alguna forma de consentimiento.

No se demoren. Ustedes disfrutan de una ventaja. Trabajan sin plazo concreto de entrega. Y mientras revisan declaraciones, informes, vídeos y avanzan en su tarea, los panaderos hacen pan todos los días, los periodistas, periódicos; los hortelanos cultivan frutas y verduras; los profesores dan clases y los médicos diagnostican a sus pacientes. Producen contrarreloj. No se confíen. Hacer justicia es también impartirla con celeridad. Forma parte de la proporcionalidad tan invocada por los tribunales. Servirá para reforzar la idea de que todos formamos parte de un puzle en el que cada pieza contribuye con su actividad al engranaje para que el encaje colectivo sea perfecto, a tiempo y en forma. Con la venia, dense prisa. Es su turno.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra