Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Opinión
Opinión

¡Estefanía, cásate con él!

José Murugarren

José Murugarren

06/06/2017 a las 06:00
Etiquetas

Estefanía, dile que sí o recházalo pero no guardes silencio más tiempo. ¿Qué va a ser si no de la curiosidad de tantos lectores que descubrimos en el periódico el anuncio enamorado con la pregunta clara y concisa: “Estefanía. ¿Quieres casarte conmigo? Desde aquel 27 de abril que se publicó no ha habido respuesta. Solo datos adicionales el 10 de mayo como el nombre del varón, Álvaro. Ella pidió una prueba de amor y él conocedor de que su chica era lectora habitual de prensa, contrató el anuncio. Nada más. Quienes seguimos la relación por la prensa sufrimos un síndrome similar al del lector ávido por desentrañar el final de una novela de suspense al que roban el libro en el último capítulo.


No guardéis silencio


¡Estefanía dile algo! Temo que el mes y medio transcurrido desde que la noticia salió en el Diario os haya cambiado. El tiempo pasa y nunca es tan corto como para evitar que las personas sean hoy las mismas que fueron cuando se formuló la pregunta-deseo. No guardéis silencio. Romped por algún lado. Afirma el filósofo Theodore Zeldin que hablar es revelarse a los demás y sacar fuera los secretos libera angustia y permite compartir los sueños. De eso se trata. De que la mecha prendida se convierta en una noche de fuegos artificiales a la que podamos asistir todos. Seguid las enseñanzas de Zeldin. El remedio siempre es compartir y el silencio guardado, muy del norte, suele estar tan lleno de contenido que temo que revele lo que las palabras no se atreven a decir.


Álvaro tiene suerte. Estefanía lee prensa y quien lee tiene recursos para contar historias. El consumidor de periódicos o de novelas sabe hacer un relato preciso de cada acontecimiento. Mira a los ojos y más allá de la retina que todos ven descubre la luna cabalgando en el iris. Nadie más dinámico ni más sagaz que alguien que lee. A una mujer enganchada a la letra de imprenta le fluye un vocabulario capaz de relatar con éxito las mejores experiencias compartidas pero también de describir con detalle el descontento de un episodio poco satisfactorio de la relación.


¡Álvaro, ella lee y no solo whastapps como el resto del mundo! Se entusiasma con historias de supervivencia, con noticias del mundo y de Navarra, navega por las vidas reflejadas en el periódico. Eso revela que tu decisión de insertar un anuncio no es un acto ingenuo. ¡Es un paso en la estrategia de seducción! Pagar un espacio y ocultarse como un nuevo Cyrano de Bergerac es poner una pica en Flandes con un gesto de amor. ¡Pedir boda sumergido en el inmenso mar de letra de un periódico!


Ella lee y él es un hombre discreto. Dos rarezas en un tiempo de gente desesperada por lograr la atención de los demás y enganchada a esta revolución de exhibirse en público, de colgar sin filtro vivencias privadas en Facebook o Instagram. Álvaro y Estefanía son gente equilibrada. Álvaro es como Cyrano. Emite escrupulosamente la información imprescindible para emocionar a Estefanía. Apenas un anuncio con cuatro palabras compuesto por un nombre propio y una petición. Es un varón alejado de esa pulsión tan contemporánea de pretender transformar su amor en un acontecimiento reconocido por los demás pese a que muchos lectores sueñen con ello.


Álvaro y Estefanía saben con un anuncio proyectarse y guardarse equilibradamente. “Lee y conducirás, no leas y serás conducido”, afirmaba Santa Teresa de Jesús. Álvaro y Estefanía lo han interiorizado. Seguramente porque, como reflexionaba el periodista Mariano José de Larra, “ el talento no ha de servir para saberlo y decirlo todo, sino para elegir entre todo aquello que se sabe lo que hay que decir”. Álvaro se mueve con agilidad en este territorio y Estefanía también. Incluso cuando decide guardar silencio.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo DN+
VER EL CONTENIDO COMPLETO
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra