Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Opinión
EDITORIAL

Una bandera que une a todos los navarros

Los partidos constitucionalistas se suman a la manifestación en defensa de la bandera de Navarra, y a muchos ciudadanos que sienten que la derogación de la Ley de Símbolos no la respeta

Editorial.

Editorial.

DN
03/06/2017 a las 06:00
  • Diario de Navarra. Pamplona

La convocatoria de la manifestación de esta tarde en Pamplona en protesta de la derogación de la Ley Foral de Símbolos y en defensa de la bandera de Navarra ha suscitado un rechazo frontal de los cuatro partidos que sustentan el Gobierno de Navarra. Lejos de hacer autocrítica sorprende el empeño de Geroa Bai, Bildu, Podemos e Izquierda-Ezquerra en desacreditar a los convocantes y el objeto de lo que sin duda es motivo de preocupación para muchos navarros.

Resulta paradójico que quienes abogan por la participación de la calle en las decisiones de los gobiernos y hablan sin desmayo de libertad de expresión son los primeros que han tratado de cohartar los derechos democráticos. Los únicos responsables de la indignación popular y de la situación creada son los grupos del cuatripartito.

Han creado un problema social donde jamás lo ha habido. A lo largo de los años la bandera y demás símbolos institucionales de Navarra han sido el paraguas bajo el que se han sentido representados todos y cada uno de los navarros. De derechas y de izquierdas. Desde la montaña hasta la Ribera. Los nacidos en esta tierra y los que han llegado de otras partes.

Lo mismo que ocurre en cualquier país del mundo y en cada autonomía de España cuyas enseñas identitaria nadie pone en cuestión. Son símbolos de unos ordenamientos jurídicos y de pertenencia a una comunidad con una historia en común incuestionable. La patraña de que existen distintas sensibilidades es un torticero engaño para introducir la ikurriña a toda costa. Habrá que suponer que también en Euskadi o Cataluña existen otras muchas sensibilidades y, sin embargo, ninguno de los cuatro partidos reclama ese supuesto respeto.

El Gobierno de Barkos o el Ayuntamiento de Asiron descubren cada día la falsedad del argumento, cuando boicotean los símbolos constitucionales que no solo representan a las instituciones democráticas sino que son, sin duda, exponente del sentir mayoritario de la población. No puede sorprender a nadie la reacción de unos ciudadanos que se sienten traicionados por sus gobernantes. Sean muchos o pocos tienen derecho a dejar oir su voz cuando consideran que quienes prometieron defender el autogobierno y sus símbolos identitarios tratan de socavarlos con engaños.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra