Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Opinión
OPINIÓN

Ciclismo, 'deporte de riesgo'

Celia Irigoyen

Celia Irigoyen

Actualizada 19/05/2017 a las 10:58
Etiquetas

Si a mí me preguntan ¿cuáles son los deportes de riesgo?, me vendrían a la cabeza aquellos que consideramos extremos, como paracaidismo, salto base, ala delta, buceo en cuevas, kayak por aguas rápidas… pero desde luego, el ciclismo no estaría entre esa batería de deportes de riesgo.

Sin embargo, en estos últimos días, creo que en la mente de muchos está incluir al ciclismo por carretera como una modalidad deportiva de alto riesgo, ya que lamentablemente en lo que va de año 18 personas han perdido su vida en las carreteras españolas mientras pedaleaban sobre su bici.

Entrenar o jugarse la vida, cómo lo vive un ciclista

Como deportista me genera mucha tristeza haber escuchado a ciclistas afirmar que cuando salen a entrenar, a hacer aquello que les apasiona y les motiva, sienten en el fondo que están "comprando un billete de lotería". Me imagino sintiendo ese "temor" cada día que voy a entrenar al gimnasio o a pádel… y no sé, pienso que tal vez la motivación por entrenar se vería muy mermada.

Para entender bien qué lleva a los ciclistas a seguir entrenando por carretera, hasta qué nivel ese temor puede bloquear o no un entrenamiento, qué medidas de precaución toman… y en definitiva, para poner mi granito de arena en la labor de concienciación que necesitamos todos los conductores, he contactado con Borja Senosiain, un cicloturista del Club Betigazte (Lesaka). Borja se subió por primera vez a una bici de carretera con 6 años y tras algunas idas y venidas con la bici, desde hace 14 años está entrenando y competiendo en carreras como la Quebrantahuesos, la Induráin, Larra-Larrau, Pamplona-Pamplona.

Borja entrena (por no decir se juega la vida) entre 10 y 12 horas por semana en las carreteras de Navarra, suele hacer mucho el tramo entre Lesaka y Behobia, por la cornisa cantábrica, y cuando quiere entrenar puerto recorre las carreteras de Etxalar, Ibardin, Lizuniaga…

Un ciclista con suerte

Se podría decir que Borja es un ciclista con suerte, porque en los últimos 14 años que lleva subido a una bicicleta no ha tenido ningún accidente grave con coche implicado, pero sí que reconoce haber vivido bastantes momentos de tensión, en los que "han pasado tan cerca que han estado a punto de tIrarme".

En el grupo con el que entrena sí que por desgracia tiene compañeros que han sufrido accidentes con coches. Sin ir más lejos, el año pasado atropellaron a un padre e hijo, en la zona del puente de Endarlatsa (poco antes de llegar a Bera). Por suerte los dos están de nuevo en las carreteras, de hecho, están preparando la próxima Quebrantahuesos.

Como los toreros

Hablando con Borja me doy cuenta de que él no tiene esa sensación de vulnerabilidad, que tal vez yo sí pensaba que sentían los ciclistas. Entiendo por sus palabras que se concentran en disfrutar de su deporte, su pasión y no van pensando en el riesgo, porque sino eso les impediría disfrutar del mismo modo.

Pero no significa que subestimen el riesgo, tal y como me traslada este ciclista de Lesaka. "Hay días en que sientes más miedo, por ejemplo el día que un camión pasa muy cerca y te mueve la bici por completo y notas como bandeas, ese día te entra un poco el miedo."

Al decirle a Borja que estaba pensando titular este artículo como Ciclismo, deporte de riesgo, se ríe, pero me dice que sí, que él sí lo considera un deporte de riesgo, pero que eso no le quita las ganas, que le gusta mucho su deporte y que seguirá. Así dicho, ¡suena en plan torero! "soy consciente del riesgo pero no voy a dejar de hacer lo que me gusta".

La alternativa, el rodillo, no es comparable

Yo me planteo que si mi deporte, por el hecho de practicarlo al aire libre, supone poner en peligro mi propia vida, quizás hay alternativas como practicar sobre rodillo que me compensen. Pero Borja aquí es muy tajante, y la verdad es que le entiendo perfectamente, porque es como comparar la sensación de correr por la calle con la sensación de correr en un cinta en un gimnasio.

Borja me habla de sensaciones "la sensación de subir y bajar un puerto, coincidir con gente, ver el paisaje… se te pasan horas sin darte cuenta, disfrutas un huevo, y sin embargo en el rodillo una hora se hace eterna. El rodillo para los días que hace mal tiempo".

Además no se puede comparar el tipo de entrenamiento, ya que un rodillo no permite entrenar desniveles por ejemplo, y preparar una Quebrantahuesos en un rodillo… ¡es impensable!

¿De quién es la culpa?

Creo que en este caso hay culpa por ambas partes. A veces es negligencia de los ciclistas, no será el primero que vemos que va con los auriculares puestos o que no tienen suficiente experiencia y no van rectos...

Pero ¿y los conductores? Borja me cuenta que los bocinazos, los gritos e insultos desde los coches, son muy frecuentes. Él cree que en parte puede ser debido a que hay todavía mucha gente que desconoce que la ley actual permite a los ciclistas ir en paralelo, de dos en dos, y que por eso les pitan, porque creen que van mal.

En el final de nuestra conversación, yo planteo que supongo que el ruido mediático de estos días estará haciendo más sensibles a los conductores, pero él, lamentablemente me dice que no está notando nada en la carretera y acaba de volver hoy mismo de un entrenamiento de 3 horas.

Concienciación desde las autoridades

La DGT ha lanzado una campaña de sensibilización llamada "Almas ciclistas", con la intención de llamar la atención sobre los accidentes de tráfico en los que los ciclistas se ven involucrados, dando voz a las víctimas. Esta campaña se presenta a través de esta página web www.almasciclistas.com donde hay testimoniales de ciclistas que se han "librado por los pelos", consejos para tomar todas las medidas de precaución, un mapa con los puntos negros de este país, etc.

Personalmente, de entre todos los consejos me quedo con uno, que para mi es clave paciencia, el sentido común hará el resto, encontrando el momento más adecuado para adelantar al ciclista en cuestión.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra